Policiales | Comerciante | arma | moine

El comerciante que mató al ladrón en su local de Alberdi fue sobreseído

El fiscal Fernando Moine dio lugar al planteo realizado por la defensa de Emiliano Daniel Tisera. El homicidio de Antonio Villega se registró el domingo 9 de mayo pasado en Luis Pasteur al 500

El fiscal Fernando Moine dictó el sobreseimiento del comerciante de 33 años que mató a Antonio Villega cuando había ingresado a su local de Luis Pasteur 500, en barrio Alberdi, con fines de robo, en los primeros minutos del domingo 9 de mayo pasado.

De esta forma, la Fiscalía de Instrucción de Tercera Nominación hizo lugar al planteo realizado por Mariano Sampayo, abogado del comerciante Emiliano Daniel Tisera, quien aseguró que su cliente actuó en legítima defensa.

Móvil con Mariano Sampayo: El comerciante que mató al ladrón en su local de Alberdi fue sobreseído

Tisera estaba imputado del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego aunque en ningún momento estuvo detenido.

El propietario del negocio sigue imputado por la tenencia de arma sin autorización.

El comerciante sigue imputado por la tenencia de arma de fuego sin autorización, un delito de menor gravedad.

En los primeros minutos del 9 de mayo, Villega, de 30 años, junto a un cómplice de 21 años, irrumpieron en el comercio de reparación de telefonía celular y venta de accesorios. En el interior, y cuando estaban por sustraer algunos elementos, fueron sorprendidos por Tisera, que vive en la parte posterior del domicilio, y tras un forcejeo le efectuó los disparos. Luego, los ladrones escaparon hacia calle Oncativo.

Villega recibió dos impactos con un revólver calibre 22 que dieron en la zona dorsal de hemitórax derecho, sin orificio de salida.

El delincuente fue encontrado muerto en el jardín de una casa de calle Oncativo al 100, a unos 200 metros del lugar donde había ingresado para sustraer algunos artículos del local ubicado a pocos metros de la plaza central de barrio Alberdi.

Arma

El comerciante realizó la correspondiente denuncia al centro de comunicaciones de la Policía sobre el hecho.

El revólver calibre 22, que estaba en poder de Tisera, sería la única arma que fue secuestrada por los investigadores.

Mientras avanzaba la investigación se logró determinar la conexión entre el hecho denunciado por el comerciante y la persona que se encontraba sin vida al frente de una vivienda de calle Oncativo.

El cómplice fue detenido en las inmediaciones del lugar del hecho.

Tisera fue imputado por Moine y admitió el hecho cuando fue indagado por el fiscal y confirmó su libertad, aunque cumpliendo una serie de medidas, especialmente que no contaba con antecedentes judiciales ni policiales.

Sampayo destacó la medida tomada ayer por el fiscal Moine ante su planteo que Tisera actuó para defender su vida ante el ataque de Villega y el joven ladrón.

Los autores del robo cuentan con antecedentes delictivos.