Río Cuarto | Conicet | Rovera | Probióticos

Formalizan la articulación público-privada para producir probióticos

La UNRC y el Conicet, junto a la firma Biofeed Tech S.A.S., rubricaron el acuerdo por el cual desarrollarán conjuntamente aditivos biológicos para la industria agroalimentaria

La presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Ana Franchi, y la rectora de la Universidad Nacional de Río Cuarto, Marisa Rovera, firmaron junto a la empresa Biofeed Tech S.A.S., representada por su presidente Guillermo Giraudo, la licencia de levaduras probióticas para el desarrollo de aditivos biológicos.

Dicha tecnología fue desarrollada bajo la dirección de la investigadora del Conicet-UNRC, Lilia Cavaglieri, con la colaboración de las investigadoras Alejandra Magnoli, Valeria Poloni y Verónica Alonso.

En diálogo con Puntal, Cavaglieri explicó que se trata de la instancia final que termina de formalizar la articulación público-privada, luego que la Universidad de Río Cuarto licenciara tal tecnología a la empresa.

“Lo único que faltaba era la firma oficial entre las instituciones intervinientes, es decir, entre la Universidad de Río Cuarto y el Conicet, en representación del sector público, y la parte privada representada por el presidente de Biofeed Tech, Guillermo Giraudo”, precisó la investigadora.

Para agregar: “Ahora, la tecnología queda licenciada para la empresa, la empresa la transforma en productos que luego se van a vender y un porcentaje de la venta de esos productos vuelve al Conicet, a la Universidad y al Gobierno de Córdoba”.

La firma Biofeed Tech S.A.S. ya trabaja en la construcción de su propia planta de producción en la zona de Reducción.

El desarrollo consiste en la gestación en laboratorios y la multiplicación a escala industrial de un microorganismo con características probióticas que mejora la salud intestinal y reduce el colesterol, entre otros beneficios. Además, estos probióticos pueden ser utilizados para la producción animal y reemplazar a los antibióticos como promotores del crecimiento, mejorando el bienestar del ganado.

“El primer producto del Conicet es la gente que formamos”

En el encuentro de autoridades, la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Ana Franchi, felicitó al equipo de investigadoras que tiene una trayectoria de más de quince años publicando y aportando conocimiento científico en el tema.

“El primer producto del Conicet es la gente que formamos. Sabemos de su responsabilidad, trabajo en equipo y son un orgullo para la institución, porque el desarrollo de una tecnología transferible al mercado es un trabajo de años que implica desde la formación de recursos humanos hasta el diálogo con las empresas para arribar a los acuerdos y avances que permitan tecnologías amables con el ambiente y con la comunidad en general”, sostuvo.

En ese mismo marco, Cavaglieri destacó la importancia de vincular al sector público, privado y al científico, al señalar que “es el virtuoso triángulo de Sábato, donde existen las mayores proyecciones y búsqueda de estos desarrollos que nos enriquecen profesional y personalmente. Yo tengo casi 150 artículos publicados, me siento satisfecha, pero ¿qué le deja uno a la sociedad? Y, en este caso, se trata de probióticos que hoy se destinan para mejorar sanidad y productividad en animales y principalmente como reemplazo de antibióticos promotores del crecimiento”.

“Como privados, aplaudimos esas articulaciones para generar proyectos que son buenos para el país y nos permiten crecer como sociedad”, afirmó Giraudo.

Trabajo conjunto

Los acuerdos públicos-privados entre estas instituciones implicaron la introducción en el mercado nacional de un producto que hasta el momento había sido importado con valores costosos, debido a la escasez de su desarrollo en el mundo. “Cuando creamos la empresa de base tecnológica Biofeed y nos asociamos con Lilia, forjamos un producto validado que tiene todo el respaldo científico y proyecciones importantes. Hace más de seis meses se decidió armar una planta de biotecnología en la provincia de Córdoba, con la última tecnología para la producción de probióticos, ya que en Argentina no es fácil encontrar quien los produzca con la tecnología que nosotros queremos, y en poco menos de cincuenta días se empieza a levantar la planta, con un laboratorio a la vanguardia y cercano a la Universidad Nacional de Río Cuarto, ya que para nosotros es importante esos acuerdos y, como privados, aplaudimos esas articulaciones para generar proyectos que son buenos para el país y nos permiten crecer como sociedad”, afirmó Giraudo. Dicha planta se empieza a materializar en el sector industrial de la localidad de Reducción, donde se trabaja en movimiento de suelos, forestación y cercos, y para lo cual se termina de dar forma al proyecto que durante el mes próximo sería sometido al proceso de licitación de obra. Cabe agregar que estuvieron presentes también en la firma del convenio para la licencia de tecnología, la directora del CCT Conicet Córdoba, María Angélica Perillo, la secretaria de Extensión y Desarrollo de la UNRC Fabiana D´Eramo y el vinculador responsable de la OVT de Córdoba, Daniel Majul.

Pionero en Córdoba

Biofeed Tech S.A.S. es la primera Empresa de Base Tecnológica reconocida por el Conicet en la provincia de Córdoba. Además, gracias a un convenio celebrado entre Consejo y la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba en 2022, las cepas probióticas producidas por la empresa podrán recibir certificación de cumplimiento del Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización.