Arquitectura |

Consejos para decorar interiores modernos

El estilo moderno es uno de los estilos de decoración más actuales. Aplicarlo en casa es mucho más simple de lo que parece. Hoy te contamos algunos tips para lograrlo.

Los diseños modernos se caracterizan por generar un entorno sofisticado, pero al mismo tiempo sumamente cómodo, por ende, el punto de partida para lograr un estilo de decoración moderno, es la amplitud. El espacio juega un papel fundamental en la decoración de las casas modernas, dejando siempre espacio más que suficiente para desplazarse con soltura por toda la casa.

Por otro lado, las líneas rectas son muy importantes en una decoración moderna, priorizándolas sobre las curvas. Ya sean horizontales, verticales o inclinadas, en los espacios modernos deben priorizarse, sobre todo, las líneas simples. A esta tendencia le gusta incluir piedra, madera, vegetación interior, detalles de decoración exquisita, colores vivos y una iluminación elegante. Hoy te contamos algunos tips sobre los elementos y características principales de este estilo decorativo y como llevarlo al terreno de lo práctico.

Blanco, gris, beige y marrones son los colores base de este estilo decorativo - Imagen Pinterest.jpg
Blanco, gris, beige y marrones son los colores base de este estilo decorativo - Imagen Pinterest

Blanco, gris, beige y marrones son los colores base de este estilo decorativo - Imagen Pinterest

Colores

Una paleta de colores neutral que haga ver tu casa más amplia y sobria es la elección ideal, ya que una gama neutral para cubrir la mayor parte de tu hogar genera sencillez, sofisticación amplitud. Blanco, gris, beige y marrones son una buena base para comenzar a decorar. Agragá colores metálicos y negro para potenciar cada detalle y darles un toque sofisticado y solido a tus espacios. El estilo moderno habilita sumar colores vibrantes, pero sólo como detalle.

“La iluminación de los interiores de decoración moderna debe ser naturales, espaciosos y muy amplios.”

La luz

La iluminación es un aspecto muy importante siempre, pero en el estilo moderno lo es aún más. Uno de los trucos más sencillos para darle un aire moderno a tu decoración es el uso de la luz natural, lo ideal es que priorices al máximo la luz natural. Trata de hacer que, entre toda la luz posible, eliminando las cortinas o poniendo unas que no sean muy gruesas ni tengan un color demasiado oscuro. En el caso que debas reforzar la iluminación con luces artificiales, elegí aquellas que sean de led o halógenas de luz blanca.

La luz natural, es fundamental - Imagen Pinterest.jpg

Materiales

La decoración moderna se integrar prácticamente a todos los estilos. A la hora de pensar los materiales, opta por aquellos que sean brillantes como el vidrio, el acero o las maderas claras. El poliuretano y algunos acrílicos también pueden sumarse a este estilo decorativo. Es importante que combines texturas y materiales en los muebles y los objetos decorativos. Podés usar piedra, madera, vidrio, telas suaves, cuero, etc. Combinar materiales cálidos con otros brillantes, lograrán reflejar el estilo moderno.

El minimalismo como base

Menos, es más. Lo ideal es acercarse al estilo minimalista lo más que se pueda y utilizar los elementos estrictamente necesarios para evitar saturar el espacio ya que en el estilo moderno, prima es la sencillez. No coloques demasiados adornos en todos los sitios, hoy se busca eliminar todo aquello que no tiene más sentido que adornar, porque además hay que dedicar mucho tiempo a limpiar.

La decoración moderna se integrar a todos los estilos - Imagen Pinterest.jpg

Un jarrón de gran tamaño es suficiente para decorar un comedor. También podes colocar una planta y darle un toque de vida a la estancia. Combinado con el uso de la luz natural, un espacio limpio y sin cosas que lo recarguen resulta ideal.

Mobiliario

En mobiliario opta por aquellos que tengan formas simples, líneas sencillas y en colores claros. Se aprovecha al máximo el espacio disponible en la habitación, destinando a zona de mueble lo imprescindible, evitando recargar los espacios. estos deben ser, sobre todo, funcionales. Igual que los accesorios deben ser prácticos, y tener un toque especial. Utilizar sólo los muebles y objetos decorativos necesarios, evitando así la saturación del espacio.

POR JULIETA VARRONI