Río Cuarto | construcción | costo | Obras e Infraestructura

Cayó 34% el inicio de obras privadas en los primeros cinco meses del año

Surge del dato de los permisos otorgados por el Municipio hasta mayo, en comparación con igual tramo de 2023. Incluye proyectos nuevos y ampliaciones en casas y edificios. La baja impactó menos en metros cuadrados

El inicio de obras privadas cayó un 34 por ciento respecto al año pasado, según surge del registro de permisos extendidos por el Municipio local. Esto incluye las autorizaciones para proyectos nuevos y ampliaciones, tanto en viviendas familiares como en edificios. Se sintió menos en la cantidad de metros cuadrados y eso podría ser porque hay más obras grandes.

De enero a mayo del 2023, en Río Cuarto se iniciaron un total de 218 obras privadas, de las cuales 160 corresponden a proyectos nuevos y 58 fueron ampliaciones de inmuebles ya existentes.

En el mismo período, este año, ya se otorgaron permisos para un total de 142 obras, de las cuales 99 corresponden a proyectos nuevos y otras 43 a proyectos de ampliación de construcciones ya existentes.

La comparación interanual permite concluir que este año, para el período de enero a mayo, hubo una caída del 34,87 por ciento en la cantidad de permisos de obras otorgados por el Municipio respecto de 2023.

Por otro lado, el cotejo arroja que hubo una baja del 31,41 por ciento al lado de los primeros cinco meses de 2021 y de 47,41 por ciento respecto de igual tramo de 2022, siempre tomando en cuenta la cantidad de permisos efectivos.

Menos diferencia en metros

Una aclaración importante en este punto es que el registro de metros cuadrados construidos marca una curva mucho menos pronunciada.

Comparando los tramos de enero a mayo de cada año, el 2021 acumuló 50.440 metros construidos; el 2022, un subtotal de 68.836 metros cuadrados; el año pasado, 80.461 metros cubiertos y, hasta mayo, este año llevaba 67.292.

En tal sentido, como explica Germán Maldonado, subsecretario de Planificación del Municipio, el único que superó la media fue el año pasado, mientras que tanto el actual como 2021 y 2022 se mantienen dentro de un parámretro estable.

“Los datos que tenemos nos permiten ver que hay una regularidad en la cantidad de metros. El año pasado, tuvimos un total de 202 mil metros cuadrados totales. Esto es entre los que llamamos metros cuadrados nuevos, que son obras que empiezan desde cero en terrenos baldíos, y los metros cuadrados de ampliación que se hacen en obras existentes a los que se les agrega superficie”, señaló.

Maldonado explicó que, durante 2022 y 2021, se acanzó una media anual de entre 160 y 170 mil metros cuadrados en obras privadas construidas dentro de la ciudad.

La menor diferencia en metros cubiertos sería por el tamaño de las obras.

En tanto que hoy, “en los primeros meses, de enero a mayo inclusive, llevamos cerca de 67 mil metros cuadrados. O sea que, estadísticamente, creo que estamos bastante aproximados a lo que fueron 2021 y 2022 en relación con los nuevos metros”.

“Si se mantienen estos números, terminaremos el año dentro de los valores de los años previos”, agregó el funcionario.

“Similar a años anteriores”

-¿Esto quiere decir que no se nota una retracción de la actividad, al menos en lo que tiene que ver con las obras de construcción privadas?

-Por lo menos, lo que reflejan los números y los permisos para proyectos nuevos y ampliaciones es que hay una lógica similar a los años anteriores. Y al menos por ahora no se nota la retracción. Durante los primeros meses del año, en enero y febrero, hubo un ingreso menor de expedientes, pero en marzo, abril y mayo se terminaron recuperando para equiparar los números que se vienen manejando años anteriores.

-Sin embargo, sí se nota una diferencia respecto a la actividad que hubo durante el año pasado.

-En 2023, hubo un gran número de expedientes, quizá por encima de los valores que veníamos teniendo. Fue en un año en el que hubo cuestiones económicas que pueden explicar este fenómeno. Si solamente tomamos 2023, tenemos una distorsión en el número. Ahora, si comparamos con los años anteriores, salvo la pandemia, estamos en el promedio.