Regionales | controles | ciudad | personas

En General Cabrera convocan a voluntarios para sumarse a los controles sanitarios

Tras el regreso de los trabajadores municipales a sus actividades, se necesitan personas para seguir con la tarea en los accesos

El retorno de los empleados municipales, que realizaron los controles sanitarios hasta el momento, a sus habituales tareas ha originado la necesidad de contar con personas que los reemplacen y continúen controlando y tomando la temperatura a quienes circulan por ruta nacional N° 158.

El flamante director de Seguridad Ciudadana, Bromatología y Tránsito, Silvestre Borra, que asumió en la mañana del viernes, invitó a los vecinos a sumarse como voluntarios a los controles sanitarios ubicados en los accesos sur y norte de la ciudad de General Cabrera.

"Deben ser mayores de 18 y hasta 60 años. No deben ser personas de riesgo. Los interesados pueden llamar al teléfono del Municipio o contactarse con el Área de Bromatología, cuyo número telefónico es 4931819”, detalló Borra.

En el inicio de la cuarentena, gran parte de los empleados municipales de la administración, los profesores encargados de las escuelas del área Deportes y las docentes de la Guardería Municipal entre otros, formaron parte de los controles sanitarios, junto a los agentes de Tránsito y los efectivos de la Policía caminera.

Su trabajo hasta el momento fue efectivo, porque además de no registrarse ningún caso de Covid-19 en el interior de la ciudad de General Cabrera, no hubo grandes problemas.

Si bien no se colocaron los arcos de desinfección y las mujeres y hombres que forman parte del programa “Ciudad limpia” usaron mochilas para la sanitización de vehículos, el trabajo fue efectivo. Un sólo incidente terminó en la Policía esta semana con un conductor de la ciudad de Villa María, de 82 años, que no respetó las indicaciones de los agentes de prevención, y todo culminó en la comisaría.

Cuando la cuarentena fue promediando y las flexibilizaciones obligaron a los oficinistas a abandonar los puestos de control y volver a la atención al público, todo recayó en las áreas que aún continúan inhabilitadas, como la guardería municipal y todas las áreas de deportes.

Varios particulares se mostraron interesados en colaborar, por lo cual las autoridades decidieron abrir la inscripción para todos aquellos que voluntariamente quieran sumarse.

En estos últimos días, los controles se realizan de 8.30 a 13, y de 15 a 18.30. “La Municipalidad es la que provee de todas las protecciones y necesitamos que las personas, ya sean hombres o mujeres, se inscriban en un registro para luego se les asignen determinadas cantidades de horas”, pidió el encargado del área de Seguridad Ciudadana.