Nacionales | actores | convocatoria | poesía

Actores se unen en pandemia para compartir "un minuto y medio" de poesía

Es una iniciativa que coordina Marcelo Melingo desde las salas "Caras y Caretas", en Buenos Aires, y que convoca a grandes referentes del arte. Comparten la literatura como un medio de contención en el contexto de aislamiento contra el coronavirus

El actor Marcelo Melingo coordinó desde las salas “Caras y Caretas”, en Buenos Aires, un proyecto llamado “Un minuto y medio no se le niega a nadie”, por el que más de 50 artistas interpretaron breves textos de escritores famosos en audios que subieron en YouTube y se pueden escuchar de manera gratuita. Nombres como Cecilia Roth, Norman Briski, Gustavo Garzón, Daniel Aráoz, Patricio Contreras y Luis Machín, entre otros, fueron parte de esta primera convocatoria, que pronto tendrá una nueva edición y que invita a volar con la literatura desde el aislamiento por la pandemia.

El actor destacó la buena respuesta que tuvo la iniciativa y la invitación que genera a seguir desde las poesías a los escritores, mientras que muchos se acercaron a hacer su aporte y ya hay un medio para que aquel que lo desee pueda enviar su poema grabado.

- ¿Cómo surgió la idea del proyecto que convocó a tantos grandes actores a hacer su lectura?

- “Un minuto y medio no se le niega a nadie” es una idea que surgió de una charla con Ricardo Bartís, justo cuando se paró todo en los últimos días de marzo, cuando hubo una gran incertidumbre sobre cómo seguiría la actividad del teatro. En 15 o 20 días vimos que se iba a frenar todo y limitar el cuerpo en la escena con otro cuerpo y de allí hablamos con quienes tenemos programación en las salas, como Briski. En la charla, en un rapto de creatividad, Bartís me mandó una poesía grabada, que duraba un minuto y 20 segundos, de Lamborghini, en la que describía muy bien lo que estaba ocurriendo en el momento, con el estado de incertidumbre y el impacto por la situación, y me di cuenta de que un poema de esa extensión me abrió la percepción de algo que, dicho por un actor como él, me invitó a pensar en hacer muchos similares. Así, invitamos a actrices y actores de las 9 obras que teníamos programadas para este año y los convoqué a sumarse.

Melingo comentó: “No se podía hacer nada con este escenario, incluso en marzo habíamos pensado en filmar algo pero no nos era posible, por lo que todos a los que invitamos coincidieron en que mucha gente se había volcado a la lectura; fue un momento en el que los primeros 60 días, que fueron más estrictos para quedarse en casa, hubo un renacer de la lectura”, dijo y aseguró: “La cultura, en este contexto, pasa a ser esencial, porque nos brinda una libertad que compensa el confinamiento”.

- ¿Qué respuesta tuvieron de los actores a los que invitaban?

- Las personas que invitamos entendieron también la elección del texto como una parte fundamental de la actividad porque, si bien algunos pocos respondieron sólo como actores para ver qué tenían que leer, la gran mayoría comentó que estaban leyendo algo de algún autor particular o alguien al que estuvieran buscando. Así, entre más de 50 actores se repitieron dos o tres autores, como mucho. Fue una locura porque cada uno trajo una lectura diferente y no se repetían.

- ¿Cómo fue el proceso de grabación?

- Les pedí que me mandaran la grabación con la única consigna de que no debían pasarse del minuto y medio, algo que respetaron todos. Algunos escribieron ellos mismos el texto y lo pusieron como un seudónimo, como pasó con Briski o Daniel Aráoz. Mandaron un audio por teléfono y después yo investigué cada texto, busqué a qué libro pertenecía cada poema y de qué año era. Así, me estudié la biografía de los autores y fue un interesante trabajo de investigación, un regalo de conocimiento y sabiduría sobre autores muy importantes. Además, de esta selección quedó como un oráculo, porque si uno busca entre los audios surge una selección para el día y el momento, con palabras que iluminan y pueden invitar a seguir con la obra de ese escritor o quedarse sólo con lo que se escuchó.

Nombres destacados

Entre los actores que participan de la convocatoria, junto con Melingo, se encuentran referentes como: Cecilia Roth, Luis Ziembrowski, Laura Cymer, Daniel Fanego, María Onetto, Luis Machín, Gustavo Garzón, Noemí Morelli, Robert de Biondi, Sergio Boris, Mikiz, Norman Briski, Daniel Aráoz, Alejandra Darín, María Fiorentino, Jean Pierre Noher, Coni Vera, Gonzalo Urtizberea, Juan Luppi, Mónica Scapparone, Roberto Catarineu, Dario Levy, Nahuel Viale, Natalia Lobo y Patricio Contreras, entre tantos otros.

“En general hay un prejuicio con lo que es leer una poesía, pero el inicio de la convocatoria llevó a que los actores en sus redes empezaran a hacer lecturas y cada uno se sumara con su aporte”, indicó Melingo, quien bromeó: “El título del proyecto nos comprometió, porque decíamos que ‘no se le niega a nadie’ y fue una obligación poética que nos hizo responder a todos los que recibieron la propuesta por las redes, con un tutorial de cómo hacerlo para subirlo a YouTube y luego mandarlo a la sala en la que se comparte todo, ya hay muchos que hicieron su aporte”.

- ¿Está prevista una segunda etapa de esta convocatoria?

- Vamos a sumar a muchos actores que quedaron fuera de esta primera instancia. Mientras tanto, puede sumarse cualquiera a la otra convocatoria, con una sección que está abierta para todos.

- En contexto de pandemia, las medidas de seguridad contra la enfermedad afectaron a muchos rubros; uno de ellos es el del arte, ¿qué reflexión te merece esta situación y el modo en el que los artistas han respondido?

- Creo que tiene el proceso que tienen las cosas que no conocemos y que de entrada rechazamos por no conocer, por sentir incertidumbre o temor. Fue lo primero que me pasó, de no querer hacer el teatro filmado, por ejemplo. Sin embargo, en el correr de los días hubo una apertura y se dio un movimiento que nos obligó a los cinco meses a ver cosas nuevas. Nosotros, por ejemplo, empezamos a filmar “Monólogos de la peste”, un concurso que hicimos con Mauricio Kartún y para el que se presentaron 2.500 micromonólogos, elegimos 10 y por las características que tienen se pueden filmar sin necesidad de un protocolo de actuación, ya que no pueden actuar dos cuerpos en escena. Además nos permite contar en tiempo real lo que está pasando, mientras que lo frecuente es que las obras de teatro se hagan diez años después del hecho ocurrido. Ya los estamos filmando y esperamos salir con eso en octubre.