Regionales | Coronel Moldes | Taller de la Memoria | Antonella Pallotti

Coronel Moldes desarrolla por segundo año consecutivo el taller de memoria para la tercera edad

Antonella Palloti, quien está a cargo del taller, comentó que hay dos grupos, martes y viernes, y que el objetivo es poner en actividad todas las habilidades cognitivas de los participantes

La profesional Antonella Pallotti, a cargo del taller, esto indicó en diálogo con Radio Ciudad FM 100.3: “Tenemos 2 grupos, que son los martes y los viernes. Tenemos este grupo que está trabajando actualmente, el objetivo de la clase de hoy era formar una palabra con una serie de letras y después crear un crucigrama para pasarlo al otro grupo y resolverlo.

La idea es esto, poner en actividad todas las habilidades cognitivas que por ahí están medias dormidas.

El objetivo de las clases es trabajar diferentes habilidades, porque como todos estamos acostumbrados a lo mejor a hacer más actividades en papel y no trabajar tanto la motricidad fina, trabajar más la memoria auditiva y no la visual, entonces la idea de estos encuentros es que podamos ir trabajando un poquito de cada una de las habilidades para que estas habilidades puedan ir moviéndose y no se queden dormidas.

Este es el segundo año que se da desde la Municipalidad. También es el segundo año como experiencia propia en este tipo de trabajo y la verdad que es súper rico, el trabajo con adultos mayores es encontrarnos desde otro lado”, detalló la profesional.

Es fundamental remarcar que estas activiades son fundamentales, ya que el tiempo no puede detenerse, y las personas de la tercera edad deben gozar de mejor salud y bienestar, lo que les permite ser más activas en su vida cotidiana. Para lograr esta meta hay que trabajar en la salud física y, especialmente, entrenar el funcionamiento cognitivo, es decir, la facultad humana de comprensión y aprendizaje. Así como el ejercicio físico permite revitalizar el cuerpo, está comprobado que la mente puede entrenarse para mantener o incluso mejorar su funcionamiento.

La estimulación cognitiva retrasa el deterioro de las capacidades y habilidades y promueve el envejecimiento activo. Entre sus beneficios, las personas que lo realicen pueden encontrar que: incrementa las funciones cerebrales, potencia la autonomía en los quehaceres diarios, eleva la autoestima, previenen la pérdida de la memoria, disminuye la ansiedad, estrés y confusión, mejora la interacción con el entorno y evita el aislamiento.