Río Cuarto | crecidas | lluvias | turistas

Al final, hubo crecidas moderadas en los ríos y arroyos serranos

Los que más aumentaron su caudal fueron los de Punilla, donde el San Antonio subió un metro. Debido a que seguirán las precipitaciones, piden extremar los cuidados a vecinos y turistas durante el resto de la semana

Aunque se había pedido precaución a vecinos y turistas por las lluvias previstas para ayer martes, al final las precipitaciones no causaron crecidas importantes en los ríos y arroyos serranos, y no se registraron mayores complicaciones. Así lo hizo saber la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes.

Tras el alerta del lunes, el organismo informó que las lluvias registradas ayer en la provincia de Córdoba han variado desde los 20 milímetros a los 50 milímetros, por lo que las crecientes en los cursos de agua de Córdoba no resultaron ser de gran magnitud.

Las cuencas que mayor aumento de caudal regisraron entre el lunes y ayer fueron las ubicadas en el Valle de Punilla, donde el río San Antonio creció un metro, el Cosquín 50 centímetros y el San Clemente 40 centímetros.

También llegaron crecidas a los ríos Quilpo y al vado San José.

De hecho, en algunas localidades serranas atravesadas por el río San Antonio habían evacuado parte de sus costas para evitar accidentes.

Las recomendaciones

En el mismo sentido, el secretario de Riesgo Climático y Catástrofes, Claudio Vignetta, había recomendado a vecinos y sobretodo turistas “permanecer alejados de los márgenes de agua hasta tanto se estabilicen, como así también respetar las indicaciones del personal que recorre las zonas con relación a la alerta temprana”.

Afortunadamente, hasta anoche, no se habían informado incidentes.

Siguen las lluvias

Cabe destacar que el pronóstico meteorológico para esta semana anuncia días nublados y precipitaciones en todo el territorio provincial.

Por este motivo, la Provincia insistió en que es importante ante este contexto “ser precavidos y seguir las indicaciones de la cartelería y del personal desplegado en la zona (bomberos, policía, efectivos de Defensa Civil y bañeros)”, entre otros cuidados.

Además, las autoridades recordaron que se debe evitar acampar cerca de ríos y arroyos, y estar atentos al nivel de los cursos de agua durante y después de las tormentas”.