Río Cuarto | De Loredo | Larreta | crisis

De Loredo y Juez se reunieron con Bullrich, Larreta y Lousteau

Después del triunfo del domingo en las Paso, los dos candidatos estuvieron en Buenos Aires y se reunieron con dirigentes

Después de los resultados electorales del domingo, el candidato a diputado nacional Rodrigo de Loredo y el candidato a senador nacional Luis Juez estuvieron en Buenos Aires para participar de reuniones con referentes políticos de Juntos por el Cambio.

En ese marco, se reunieron con Horacio Rodríguez Larreta, Martín Lousteau y Patricia Bullrich, oportunidad en la que analizaron no sólo los resultados del último domingo, sino también los desafíos que tendrá Juntos por el Cambio en el corto y mediano plazo, tanto en Córdoba como en el país.

Asimismo, los dirigentes comenzaron a diagramar lo que será la campaña para las elecciones generales de noviembre, que, adelantaron, tendrá un eje nacional marcado y contará en Córdoba con la presencia de Larreta, Bullrich y Lousteau.

“Estamos muy preocupados porque nuevamente los argentinos estamos inmersos en una interna del Partido Justicialista”, dijo de Loredo.

Destacaron que todo el espacio trabajará unido en la provincia y apuestan a que Córdoba obtenga en noviembre el mejor resultado del espacio a nivel nacional.

En otro orden, sobre la crisis institucional desatada tras las Paso, De Loredo expresó: “Estamos muy preocupados porque nuevamente los argentinos estamos inmersos en una interna del PJ. Al margen de las crisis que este país las tiene, y de forma recurrente, esta situación tiene todos los ribetes de las típicas crisis autofabricadas por el peronismo y la sociedad en el medio, en uno de los momentos más angustiantes que le ha tocado vivir por lo menos en la reciente democracia”.

“Cómo vaya a terminar la verdad es que es difícil adivinarlo, porque tenés que ser un oráculo para adivinar los pasos de un gobierno en el que el Presidente dice una cosa a la mañana y la cambia al mediodía”, agregó.

Finalmente, expresó: “Me parece muy descabellada la presión del ala dura del kirchnerismo, que procura que la Argentina se incorpore una vez más en la economía electoral y en el festival de planes. Gobernar es asumir costos y no es solamente pensar cómo te va a ir en la elección en los meses subsiguientes”.