Río Cuarto |

De un mayo invernal a un junio que arranca con "veranito"

Las muy bajas temperaturas del mes pasado dejarán paso ahora a marcas de hasta 25 grados. El ascenso comenzará mañana y llegará hasta el fin de semana

Después de un mayo que quedará en la historia como uno de los más gélidos desde que se tienen registros (1961), llegó junio con un pronóstico de “veranito” para los próximos días.

Es que el mes pasado tuvo una particularidad: las máximas estuvieron casi todos los días por debajo de los promedios históricos, algo poco usual. No dio respiro y además adelantó el invierno. O de otro modo: no le dio espacio al otoño, que este año fue extremadamente fugaz.

El Servicio Meteorológico explicó que “las temperaturas casi no lograron aumentar a valores normales, y los recurrentes ingresos de aire frío mantuvieron las temperaturas en rangos casi invernales”. Lo cierto es que no dio respiro y se extendió casi durante los 31 días.

De hecho, en el último informe del organismo, con un corte al 27 de mayo, explicó que “el país tuvo anomalías de temperaturas promedio de -2,46 °C. De mantenerse esta tendencia, efectivamente este mayo sería el más frío en los registros (1961-2023)”.

Para la provincia de Córdoba, incluso, los valores térmicos estuvieron entre 3 y 5 grados por debajo. El punto más extremo se ubicó en el arco del noroeste.

Ya la tendencia se sentía desde elcomienzo de mes, cuando el aire frío afectó principalmente al centro y sur de Argentina. Fue notorio el contraste térmico que persistió durante los primeros 10 días de mayo: mientras que la Patagonia estaba con valores de entre 4 y 6 grados por debajo de lo normal, el noreste del país experimentaba días típicos de verano, con anomalías de +3 °C o +4 °C.

A partir del 10 de mayo, casi todo pasó a estar por debajo de lo normal, salvo Misiones, la única provincia que quedó por encima de su promedio histórico. El resto sintió un frío poco usual.

Las masas de aire provenientes del Pacífico sur y de zonas polares dejaron temperaturas muy bajas, especialmente por la tarde. En consecuencia, al menos 9 provincias argentinas podrían finalizar con un mayo récord, con Córdoba entre ellas, ya que ocuparía el 5o lugar entre las que presentaron mayores anomalías térmicas.

El mercurio fue y vino

Luego, el primer día de junio mostró un cambio notorio. El sábado tuvo características de un otoño soleado y cálido. Pero duró poco. El domingo retomó las características frías que se extendieron durante la jornada de ayer e incluso hasta hoy, que tendrá un amanecer nuevamente frío. Pero luego comenzará la suba. Mañana la máxima será de 19 grados, casi el doble que ayer. Y para el jueves, la máxima alcanzará los 21°, que se repetirán el viernes. Para el sábado se espera el pico con entre 23 y 25 grados.

Las mínimas, por su parte, mostrarán un aumento mucho más notorio. La semana comenzó ayer con mínimas cercanas a 0°, hoy serían de 5° y mañana de 6°. Pero el jueves alcanzarían los 12°, igual que el viernes. El sábado comenzará con una mínima de 14° y el domingo, casi una mínima de verano: 17°.

Los 5 mayos más fríos

1.- 2024 -2.46 °C

2.- 2007 -2.31 °C

3.- 1988 -2.26 °C

4.- 1987 -2.26 °C

5.- 2004 -2.20 °C

La Niña viene marchando

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) confirmó que el fenómeno de El Niño, que puede provocar fenómenos extremos como incendios forestales y ciclones tropicales, volverá este año a las condiciones más frías de La Niña.

El Niño es un calentamiento natural de las temperaturas de la superficie oceánica en el Pacífico oriental y central, mientras que La Niña se caracteriza por temperaturas oceánicas frías en la región del Pacífico ecuatorial y está relacionada con inundaciones y sequías.

Según la OMM, hay un 60% de probabilidades de que se den las condiciones de La Niña entre julio y septiembre y un 70% de que se produzcan entre agosto y noviembre.

"El final de El Niño no significa una pausa en el cambio climático a largo plazo, ya que nuestro planeta seguirá calentándose debido a los gases de efecto invernadero que atrapan el calor", dijo el secretario general Adjunto de la OMM, Ko Barrett.

"Las temperaturas excepcionalmente altas de la superficie del mar seguirán desempeñando un papel importante durante los próximos meses", añadió.

Los últimos nueve años fueron los más cálidos de los que se tiene constancia a pesar del efecto de enfriamiento de La Niña que se extendió desde 2020 hasta principios de 2023, según la OMM.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal