En General Cabrera, el intendente Marcos Carasso comunicó anoche el aislamiento de 50 personas por contacto estrecho con los casos de Deheza. Asimismo, anunció una serie de medidas restrictivas, como limitar la circulación entre ambas ciudades. “Tenemos que intentar no movernos por estos 3 días que se vienen.

Desde General Deheza a General Cabrera y viceversa y también en el interior de la ciudad”. A su vez, informó que dispuso por 72 horas, desde hoy y hasta el domingo inclusive, restringir todo lo que son deportes grupales, tenis, padel, ciclismo. Solamente van a estar permitidas las caminatas recreativas de gente local. También Cabrera prohibió la apertura de bares y restaurantes por 72 horas.

“Esto es a partir de esta noche. Y también vamos a restringir por este fin de semana lo que son las celebraciones y culto”. Carasso adelantó además que se contactaron con todas las empresas de la ciudad de Deheza para restringir el ingreso a Cabrera, salvo por una justificación extrema. “El resto no va a poder ingresar a General Cabrera, ni a trabajar”, reiteró.

El gobierno local dispuso reforzar los controles de accesos. El mandatario cabrerense pidió a los “queridos vecinos dehecinos que no vengan a nuestra ciudad, y a nuestros vecinos que no intenten ir a General Deheza".

"Hemos acordado con Bomberos Voluntarios, Defensa Civil y Tránsito acompañar a todo el que venga por ruta 158 y tenga que cruzar la ciudad, viniendo desde el sector norte, y que diga que va a Carnerillo o Río Cuarto. Va a haber un móvil que lo va acompañar a cruzar”, finalizó.