Regionales | Deheza | personas | programa

General Deheza comienza a testear a 4.000 vecinos de distintos barrios

Utilizarán los kits que emplea la Provincia en los accesos al territorio cordobés. Desde mañana se dará inicio a esta tarea sanitaria. Tendrán prioridad las personas mayores de 60 años, vecinos con patologías previas y embarazadas

Un programa de testeo barrial que alcanzará a unos 4.000 vecinos de General Deheza comenzará a realizarse el jueves, y con el que se procura obtener datos más precisos sobre la situación epidemiológica en la ciudad.

Se utilizarán los denominados testeos serológicos o rápidos. Serán prioridad a la hora de estos análisis personas de más de 60 años, pacientes de riesgo o con afecciones, embarazadas o todo aquel que acredite la necesidad de ser evaluado por síntomas.

Los kits para estos testeos serán aportados por el Ministerio de Salud de la Provincia y ya llegaron los primeros 600 para dar inicio mañana al programa.

En conferencia de prensa, desde la Casa de la Cultura de General Deheza, el intendente municipal, Franco Morra y la secretaria de Gobierno Vanina Contreras presentaron el "Programa Testeo Barrial".

El mandatario comenzó diciendo que la situación epidemiológica en la actualidad, por el nivel de contagio del brote en General Deheza y región, “amerita” llevar a cabo esta tarea.

“A los fines de llegar de manera aleatoria a personas que tal vez están presentando síntomas, o no, consultan con el 107”, precisó.

Los numerosos testeos que se realizarán son considerados como estrategia sanitaria por recomendación del COE Central y del Ministerio de Salud, de aplicar el programa sanitario de los barrios.

Morra explicitó: “Ustedes conocen este programa que bajo distintos nombres tiene como estrategia, a través del test rápido de sangre, poder identificar si existe alguna cepa de Covid. Y en ese caso, automáticamente aislar a esa persona y realizar el posterior hisopado. Esto quiero dejarlo en claro porque el test no significa confirmación de caso. Sí lo es el hisopado posterior”.

Previo al hisopado

El intendente detalló que con esta estrategia se suma una tercera categoría de personas a hisopar. “Estábamos hisopando a contactos estrechos, de personas positivas, personas con síntomas. Y ahora también vamos a sumar a personas que el test rápido detecte alguna cepa de Covid”.

“La verdad es que hemos hecho un buen complemento con la Provincia. El doctor Diego Almada nos dio el ‘okey’ para poder empezar. Ya tenemos más de 600 test en nuestro poder, de un total que entendemos van a ser por lo que nos dijeron entre 4.000 y más también”, aseguró Morra.

La información que se vaya obteniendo será cargada al sistema de la Provincia, de testeos rápidos, y paralelamente van reponiendo los kits que se requieran.

La secretaria de Gobierno, Vanina Contreras, junto con la jefa de enfermería del Hospital, Estela Ventura, van a estar trabajando en campo y realizando junto con otros profesionales este testeo.

Se detalló que tendrán prioridad para los estudios los adultos mayores de 60 años. “La recomendación que tenemos es cuidar la salud de los adultos mayores, porque son las personas que, está visto a través de las estadísticas, cuando toman el virus tienen más complicaciones”, agregó el mandatario. Así también serán testadas personas con afecciones cardíacas, hipertensión, embarazadas.

Sobre estas últimas, cabe recordar que el Municipio ya realizó un control de mujeres tanto de atención pública como privada.

Y toda aquella persona que acredite la necesidad de hacerse el test rápido, que presente síntomas. Esto es más que un testeo, es poder acercarnos aún más a los barrios y poder ir palpando la situación en cada zona", consideró el intendente.

Ubicación de puestos

El testeo no va a ser a domicilio, sino que se ubicarán puestos, en determinados lugares de Deheza.

Para el comienzo del programa se ha elegido como lugar de ubicación frente al banco de calle Santa Fe. Allí estará apostado el personal en horario de 10 a 12 horas y de 14 a 16, en el centro, por la gran circulación de personas que hay.

Contreras subrayó que el viernes el control se ubicará en la intersección de la calle Río Negro y Uruguay, elegida por geolocalización por la cantidad de casos observados. “El día sábado vamos a estar también en el centro, frente a Cotagro, que también hay mucha circulación de gente en horas de la mañana”, remarcó Contreras.