En medio del revuelo que generaron en el Congreso las denuncias por el cobro en efectivo de pasajes no utilizados durante 2017, el Frente de Izquierda propuso ayer que los legisladores nacionales no cobren más de "cuatro salarios móviles, que hoy colocarían la dieta en alrededor de 36.000 pesos".

"Ningún diputado ni legislador debería ganar por encima de los cuatro salarios mínimos, vitales y móviles que hoy colocaría la dieta alrededor de los 36 mil pesos, que es hacia lo que orilla la canasta familiar", planteó la diputada del Partido Obrero - Frente de Izquierda Romina del Plá.

Acusan a Carrió

En diálogo con NA, Del Plá señaló que "el escandaloso ranking del cobro del canje de pasajes de diputados que encabeza Elisa Carrió demuestra que en ese punto no hay ninguna grieta ni fisura entre los partidos patronales".

"Todos, tanto Cambiemos como el Frente para la Victoria y el pejotismo han aprobado el dietazo y estos mecanismos que les generan enormes sobresueldos a los diputados mientras que los trabajadores seguimos penando con salarios por debajo de la línea de la pobreza".

Para la dirigente trotskista, es un "escándalo" que diputados "defienden la política del tope paritario del 15 por ciento para los docentes imponiéndoles salarios por debajo de la línea de pobreza, canjeen graciosamente los pasajes generándose sobresueldos de cientos de miles de pesos por año".

"Esto es una radiografía de para quién gobiernan. Gobiernan para la clase capitalista, para las patronales y para los banqueros, y pretenden cobrar sueldos como ellos", arremetió.

Por su parte, el e diputado nacional del PO-FIT Néstor Pitrola acusó a la líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, de canjear pasajes de la Cámara Baja por dinero para "pagar la tarjeta".

"¿Por qué el Estado tiene que pagar un pasaje que no se usa?", cuestionó el dirigente opositor.

El exlegislador se refirió al hábito de canje de pasajes en avión o micro no utilizados por dinero y consideró que se trata de una práctica "delincuencial".

"Una diputada como Carrió que los canjea todos por dinero, este año va a reunir sólo en rubro pasajes 480 mil pesos. Ella lo discutió conmigo y me dijo: ‘A mí no me alcanza para pagar la tarjeta’", remarcó.

Donación de Iglesias

Por otra parte, el diputado Fernando Iglesias se despegó del escándalo y reveló una donación que hizo al Hospital Garrahan a partir del cobro por canje de pasajes por 105.300 pesos.

A su vez, ayer presentó una nota formal ante el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, solicitándole que en el futuro no se le acredite a su cuenta ningún monto correspondiente al valor monetario del canje de pasajes.

 Por otro lado, el diputado mendocino José Luis Ramón (Partido Intransigente) y el salteño Pablo Kosiner (Justicialista) coincidieron en que el sistema de canje de pasajes fue concebido para "beneficiar" a los legisladores de Buenos Aires que no tienen necesidad de utilizar los tramos aéreos o terrestres.

"Es un sistema hecho para los diputados del interior, y beneficia a los de Buenos Aires y CABA", se quejó el mendocino, mientras que Kosiner consideró que debería reformularse el sistema de manera tal que los diputados tengan los pasajes a disposición, pero que "si no los usás, no los usás, y no podés canjear".

Los diputados del PTS-Frente de Izquierda Nicolás del Caño y Nathalia González Seligra habían sido los primeros legisladores en hacerse eco de las acusaciones por presuntos "sobresueldos" cobrados a través del canje de pasajes aéreos o terrestres no utilizados.