Río Cuarto | Día del Padre | Covid-19 | Plaza Olmos de la Juventud

Mucho movimiento en el centro de la ciudad de cara al Día del Padre

Se observaron largas colas de riocuartenses que fueron a comprar su regalo a los comercios, dado que hoy se hace el tradicional homenaje. No obstante, no podrá haber reuniones familiares para evitar la circulación

Se observaron largas colas de riocuartenses que fueron a comprar su regalo a los comercios céntricos dado que hoy es el día de la tradicional celebración.

No obstante, de acuerdo con las medidas recientemente anunciadas, no podrá haber reuniones familiares ni sociales, para evitar la circulación.

El objetivo es bajar la curva de contagios de Covid-19 para darle un respiro al sistema de salud público y privado, que está trabajando al límite.

Ayer, en una esquina céntrica de la ciudad, se dio un contraste perfecto: por un lado, extensas filas de personas en la Plaza Olmos de la Juventud esperando su turno para hacerse los testeos de coronavirus y, por el otro, en la esquina de Belgrano y General Paz, largas colas de vecinos haciendo las compras por el Día del Padre.

En medio de una fuerte crisis económica, agravada por la pandemia, los comerciantes han hecho foco en el homenaje a los padres, aunque admiten que las ventas vienen siendo flojas.

“Estamos viendo qué regalo podemos hacer por el Día del Padre. Haciendo una síntesis entre gustos y precios. Yesperando que nos toque el turno”, comentó una señora que hacía la cola frente a un negocio céntrico.

“Comeremos un asadito los cuatro. No se pueden hacer reuniones familiares. Así que saludaremos a nuestros padres por teléfono”, afirmó un padre de familia que salió al centro con su esposa e hijos a elegir el regalo.

Por su parte, el sector mercantil está transitando una temporada de vacas flacas.

actividad comercio 2
Las ventas vienen siendo flojas en los comercios locales.

Las ventas vienen siendo flojas en los comercios locales.

Según las estadísticas del Cecis, en los negocios riocuartenses las ventas cayeron un 25 por ciento, si se compara la primera quincena de junio de este año con igual período del 2020, y un 60 por ciento si la comparación se hace con junio del 2019.

“No hay forma de remontar lo que se perdió por la crisis y la pandemia. Todo lo que hacemos de ahora en más es para sostener nuestros comercios”, coincidieron ayer los comerciantes consultados por Puntal.

“El centro está lleno de gente. Pero esa visualización no necesariamente se traduce en un aumento de las ventas. Éstas están flojas”, añadieron.

El día soleado, luego de la nevada y de las jornadas posteriores, nubladas y frías, invitó a los riocuartenses a salir a la calle a comprar el regalo para los padres en su día.

Los directivos de las clínicas y sanatorios locales hicieron un llamado a los vecinos de la ciudad a cumplir con los protocolos y no salir si no hay necesidad.

“Estamos al borde del colapso. Con el sistema de camas muy saturado. Agregamos espacios pero se llenan inmediatamente”, sostienen los médicos de los sanatorios locales.

Para reducir la circulación, las nuevas medidas mantienen la prohibición de las reuniones familiares y sociales, sobre todo las vinculadas con el Día del Padre.

El fin de esto es reducir la circulación de las personas en la vía pública y, de esa manera, buscar bajar el número de casos de coronavirus en la ciudad.