Espectáculos Discos |

Para prestarle oído

Lo nuevo de Melina Liberati y Emiliano Greco, Rocío Gal y Emanuel Bonaccorso

Melina Liberati y Emiliano Greco: Lluvia

El pianista Emiliano Greco y la cantante Melina Liberati lanzaron de Lluvia, su reciente trabajo discográfico en formato dúo.

Lluvia es un disco enraizado en el tango, género en el cual estos dos artistas vienen desarrollando sus carreras desde hace muchos años. La apuesta de ambos es la de aproximarse a este universo pero desde una mirada claramente moderna, que se descubre de inmediato en la original elaboración musical de los arreglos propuestos por Greco, así como en la particular impronta de la interpretación de Liberati en cada uno de los temas.

Conforman principalmente este nuevo material un conjunto de tangos emblemáticos como -por citar algunos- Afiches (Expósito y Stampone), La última grela (Ferrer y Piazzolla) o Una canción (Castillo y Troilo), pero que son ofrecidos desde una perspectiva completamente diferente a las versiones anteriormente interpretadas. También hay tres obras inéditas: dos de ellas con letra de Daniel Robles y música de Greco, a las que se suma Canción de despedir, una composición propia del dúo en la que sigue presente la musicalización del pianista, pero esta vez acompañada por la poesía de Liberati.

Hay además otra cuestión que este trabajo reciente pone en evidencia: Lluvia es el resultado de un extenso recorrido en común que esta pareja ha venido realizando y que excede (y a su vez sustenta) el plano artístico. “Este es un proyecto que nació meses antes de la pandemia, con el deseo de crear algo juntos que nos identifique como músicos y también como compañeros, y reflejar un poco de esa historia construida no solo en lo musical sino también en la vida”, señala Liberati.

Lluvia- Melina Liberati y Emiliano Greco

“Comenzamos en marzo de 2020”, contextualiza Greco. Y agrega: “A los pocos días estábamos confinados, lo cual nos paralizó en un comienzo y nos favoreció después desde lo creativo a seguir adelante. Aunque el momento laboral no era el ideal y fue muy difícil, nos impulsó a terminar este disco que viaja entre las ausencias, el amor, la convivencia y la cotidianeidad”.

El texto que escribieron ambos para acompañar el arte de este trabajo discográfico logra resumirlo a la perfección. Dicen, en conjunto, Greco y Liberati: “Como la tormenta que en la noche despierta desesperación y finitud, como aquella lluvia que en el verano te lava la cara, es también este viaje de música y poemas íntimamente seleccionados. La búsqueda de Lluvia se da volviendo a evocar lo primitivo, lo que cruzó nuestros caminos para que no se bifurcaran más. Esas sonoridades primeras que en el tiempo se fundieron en amor y en familia, hoy renacen, desde una intimidad de dos, hechas canciones. Aquello cotidiano que nos moviliza a ser quienes somos, a crear, a querer, a desear… El encuentro con la distancia, con el amor, con la ausencia. La lluvia trae aromas y recuerdos, aquí los nuestros”.

Rocío Gal: Inventario de ecos

Luego de presentar tres adelantos, la compositora y artista visual argentina Rocío Gal entrega su primer disco de estudio, Inventario de ecos. El trabajo, producido por Ezequiel Tarica, cuenta con siete canciones y un pasaje en las que recuerdos e inspiraciones dialogan a través de samples, melodías con aires folclóricos y expansivas atmósferas electrónicas, formando un entramado de conexiones aparentemente imposibles, pero reales, íntimas y atemporales.

Inventario de ecos debe su nombre al libro “Desierto sonoro”, de Valeria Luiselli. En él, la captura de sonidos e imágenes en un marco de investigación intelectual y emotiva es uno de los hilos centrales de la historia, y lo que guió la forma de componer de Rocío Gal, marcada por la memoria, su recorrido, la selección y transformación de esos lugares, momentos, personas, ecos: “Para mí, la música tiene que ver con la memoria, con lo que atraviesa, con lo que resuena desde la infancia en un mismo cuerpo; con lo que muta y con lo que se conserva. La música es mi lugar para hacer conexiones propias, tramar hilos”, reflexiona la compositora y añade: “En este disco están literalmente mis amigos, mis viejos, Julio Cortázar, las notas del cello de Yo-Yo Ma, la voz de activistas brasileras que me conmovieron. El denominador común para las texturas que acompañan las canciones es la captura de sonidos y expresiones que me hayan emocionado”.

Rocío Gal — ARRIBA (Video oficial)

Grabado en 2021 en Estudio Espeis, el primer álbum de Rocío Gal combina con delicadeza lo analógico con lo digital. Así, entre profundos momentos a capella y estimulantes experimentos electrónicos, se revela un archivo sentimental, un collage de sus raíces del litoral, su amplia escucha de Brasil, la herencia oral y un sinfín de preguntas al tiempo.

Inventario de ecos cuenta con la participación especial del guitarrista Alejandro Starosielski en la canción “Dos Agostos”, y fue mezclado y masterizado por Darío Larrondo.

Emanuel Bonaccorso: Ofrendas para el Universo

Emanuel Bonaccorso se define como un tejedor de canciones, un trovador. Un buscador de poesías y melodías, creando metáforas e imágenes con otras resonancias de la realidad, por momentos oscuras como el desconsuelo y otras luminosas como los que viven en el presente.

Ofrendas para el Universo es un disco de 11 temas, donde la canción es la protagonista, coqueteando con la tonada cuyana, la chacarera, el blues, el pop y hasta algunos matices afro. La instrumentación colorea estas piezas con cuerdas y metales, más allá de la sólida base de guitarra, percusión y bajo. Emanuel nos invita desde la música y la poesía a re descubrir la esperanza, no como una vida después de la vida, sino naufragando a expensas de ésta, en un mar donde proliferan las orillas. Dice el artista: “La concepción de este disco me llevó a encontrarme con las páginas infinitas del espacio y el tiempo y por ello, no hubo mejor opción que la ofrenda para poder seguir el camino”.

Primavera en Serenata

Emanuel Bonaccorso nació en La Consulta, San Carlos, provincia de Mendoza y está radicado desde el 2010 en Buenos Aires. Comenzó su incursión en el arte desde muy temprana edad en los años ‘80, perteneciendo al Coro de Niños del Valle de Uco. A mediados de los ‘90 fue parte de la primera banda de rock en su pueblo natal. Luego, con los años, integró diferentes agrupaciones de música alternativa de la provincia de Mendoza.

Al llegar a Buenos Aires, comenzó tocando sus canciones en peatonales y estaciones de subte. Cautivando la escucha de la gente que va de paso, vende en formato físico más de 6800 réplicas de sus trabajos discográficos, pudiendo así vivir de su música. Al mismo tiempo, se presenta en diversos bares y centros culturales. Tiene tres discos editados: La sombra de mi alma (2008), Espiral (2015) en formato DVD y el flamante Ofrendas para el Universo (2022), que cuenta con 11 canciones de su autoría y la colaboración de un equipo de 20 personas (entre músicos, técnicos y diseñadores). Su segundo disco es presentado a sala llena en Mala Cara (San Telmo) en 2015.

Con sus canciones ha recorrido Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Uruguay y gran parte de Argentina. Ha compartido escenario con numerosos cantautores y músicos consagrados como Jorge Fandermole, Sandra Mihanovich y Alejandro Lerner. También ha sido finalista con la canción “Cerquita de lo más Cercano” en el certamen internacional “Una Canción por la Paz” en homenaje a Facundo Cabral donde, de cuarenta y seis cantautores y cantautoras, fueron seleccionados dos a la final. Antes de la pandemia, organizó el ciclo «La Rola», evento que enarbolaba la canción en español con contenido poético y donde participaron cancionistas de América Latina, África y Europa.