Río Cuarto | Dispensario | vecinos | Jardín Norte

Tres ataques vandálicos resienten la atención en el Dispensario Nº 15

Los cables que bajan del tendido de Epec fueron sustraídos reiteradamente la semana pasada. Mientras trabajan en una conexión subterránea, brindan un servicio básico y derivan otras atenciones al Dispensario 13

Una ola de ataques vandálicos resiente desde la semana pasada la atención de vecinos en el Dispensario Nº 15, emplazado en calle 17 de Octubre 899 de barrio Jardín Norte.

Fuentes oficiales del Municipio informaron a Puntal que el edificio sanitario fue objeto de robo del cableado que conecta el pilar del inmueble con el tendido urbano de Epec, en episodios delictivos que se registraron los días martes, miércoles y viernes de la semana anterior.

Tal situación llevó a que en el lugar se viera interrumpido de manera intermitente el servicio de energía eléctrica y con ello se viera resentida la prestación médica a pacientes que asisten asiduamente a ese dispensario.

Desde el Palacio de Mójica informaron que tras los hechos de robo se efectuaron conexiones provisorias que ocasionaron que el lugar deba ser cerrado, al tiempo que admitieron que aquellos casos de pacientes que demanden la realización de estudios con artefactos eléctricos, como así también los que requieran de vacunaciones, fueron derivados al Dispensario Nº 13.

Es que por estos días se llevan adelante campañas de vacunación cuyas dosis requieren mantenerse a una temperatura determinada, por lo que al no contar con suministro eléctrico para los equipos de refrigeración fue que se optó por llevar a cabo las correspondientes aplicaciones en la mencionada dependencia sanitaria.

“El domingo se hizo una nueva conexión de emergencia y el dispensario funcionó el lunes y el martes con una conexión provisoria”, explicaron desde el Municipio. Asimismo, se espera que esta semana se reúnan los materiales necesarios y se ejecute la obra de conexión de manera subterránea para poner fin a la tentación que pudiera implicar para los delincuentes el hecho de sustraer el cableado del lugar.

Cabe recordar que una situación similar atravesaron días atrás las conexiones de las perforaciones de Emos que se conectan al tendido de Epec y que llevó a las autoridades a -luego de reiterados hechos vandálicos-, reemplazar el cableado de cobre por preensamblados con conductores de aluminio.

“Está identificado”

Desde el Municipio, informaron a Puntal que estaría identificado por las cámaras de vigilancia el delincuente que atentó en tres oportunidades diferentes contra la conexión aérea de la red eléctrica. “Es el mismo sujeto. Un hombre mayor de edad que ya fue denunciado”, sostuvieron.

En tanto, la reiteración de ataques vandálicos llevó a que profesionales de la salud que allí se desempeñan expresaran su malestar en el lugar, al punto de que en una de las ventanas de ese centro sanitario se pudo ver una nota que señalaba: “La dra. no atenderá por los robos consecutivos al dispensario” (sic).

“Un doble flagelo”

Justamente, con una fotografía de ese escrito, el jefe del bloque de Juntos por Río Cuarto, Gonzalo Parodi, posteó en sus redes sociales su preocupación por la situación que consideró una vulneración de derechos.

En diálogo con Puntal, Parodi explicó que tal contexto de inseguridad no solo atenta contra el servicio de salud de ese dispensario puntual, sino que limita la posibilidad de brindar la atención primaria de la salud.

“Son dos flagelos juntos: el de la inseguridad y el de dejar a una población sin atención médica, por el hecho de no estar las garantías dadas de la infraestructura básica”, describió Parodi.

Para agregar: “Y esto es algo que se viene repitiendo en distintos lugares. Por ejemplo, estuve recorriendo el Dispensario Nº 12, de barrio Ciudad Nueva, y allí no tenían gas hacía más de 30 días. Entonces, con las bajas temperaturas que hay, no solamente hay gente esperando desde las 2 de la mañana para sacar un turno sino que se sigue pasando por situaciones difíciles no solo los trabajadores sino también los vecinos que se tienen que atender ahí. O por ejemplo, también, el S24 Sur. Allí estuvieron varios días sin agua, lo que implicaba una imposibilidad de atender la higiene del personal que trabaja ahí y tampoco la de quienes iban a ser atendidos”.