Río Cuarto | diversidad | torres | LGBT

En el Día del Orgullo, reclaman al Estado que se ocupe de los problemas de la comunidad LGBT+

Desde la Mesa de la Diversidad insisten en que faltan políticas públicas integrales para un sector históricamente marginado

Esta vez no hubo marcha, y la conmemoración del Día del Orgullo LGBT+ se realizó a través de redes sociales y plataformas de videoconferencia. La pandemia del coronavirus modificó la rutina habitual para esta fecha, pero de igual modo tuvo una fuerte presencia en la agenda pública en todo el país. Esa visibilidad, sin embargo, no se traduce por ahora en acciones concretas. Así lo ven desde la Mesa de la Diversidad local, y por eso volvieron a reclamar que el Estado se empiece a ocupar de las problemáticas que aquejan a la comunidad. Históricamente marginada, la colectividad LGBT vio cómo estas dificultades se agravaron en medio de la emergencia sanitaria.

Cada 28 de junio se conmemora en el mundo el Día del Orgullo LGTB+, un hito político considerado como el primer acto de rebeldía contra la opresión política y policial hacia la comunidad. Fue en un bar llamado Stonewall, en un barrio de Nueva York, donde más de 200 asistentes resistieron una redada policial por atentado contra la moral y las buenas costumbres.

Ayer, la conmemoración fue del todo atípica, ya que no hubo movilizaciones, y el activismo se desplegó en redes y plataformas de interacción por teleconferencia.

Más allá de esto, los referentes del sector siguen reclamando por la falta de respuestas a sus problemas históricos.

Para Walter Torres, presidente de la Mesa de la Diversidad de Río Cuarto, en los últimos tiempos hubo algunos avances desde lo gestual y simbólico, pero la materia pendiente es la generación de políticas concretas para el sector.

“Hace falta que se apruebe una nueva ley antidiscriminación en el país y una ley integral trans, no sólo por el cupo laboral sino la inclusión, acceso a la educación, salud y vivienda. Por lo menos, el Congreso nacional empezó a tratar el cupo laboral”, dijo Torres.

En el plano local, la Mesa de la Diversidad plantea que el Concejo les dé tratamiento a los proyectos vinculados con la comunidad LGBT+.

“Después de 12 años de trabajo, vemos que los gobiernos se preocupan pero no se ocupan de la temática. Les cuesta nombrar, pensar y trabajar en esas políticas públicas”, indicó.

Por otra parte, el referente de la Mesa de la Diversidad insistió en el reclamo para que el Municipio cuente con un área específica de diversidad, “con una agenda concreta y real”.

“Lo mismo les decimos a los candidatos a intendente, que incorporen en sus plataformas propuestas para la diversidad. Que vayan más allá de la foto en las redes sociales”, indicó.

“Hay que dar respuestas”

Torres recordó que la colectividad LGBT+ tiene graves problemas irresueltos: la expectativa de vida de las personas trans es de 35 años, más del 90% no tiene trabajo registrado, y el 85% no tiene secundario completo, entre otras cosas.

“Esta situación de vulnerabilidad se ha profundizado durante la pandemia. Gran parte de la comunidad tiene al trabajo sexual como único ingreso, y hace más de 100 días que no lo tienen. Termina habiendo una ausencia del Estado. Debemos avanzar para que la ayuda llegue a este grupo”, señaló.

“El Estado debe dar respuestas precisas para este grupo. Hay que generar herramientas, como las que pedíamos antes de la pandemia, porque la realidad de vulneración viene de antes de la pandemia”, indicó.

Por último, Torres manifestó su repudio a los hechos de intolerancia que ocurrieron en la ciudad de Córdoba, donde un grupo de personas pretendió impedir que se izara la bandera de la Diversidad.

“A ellos hay que responderles con orgullo. Hoy más que nunca les decimos que no les tenemos miedo, que vamos a seguir luchando”, apuntó Torres.