Río Cuarto | Dólar | Inflación | Gisela Veritier

Dólar e inflación, claves económicas en pleno proceso electoral

La licenciada en economía, Gisela Veritier, analizó las dos variables principales de la economía argentina. Además advirtió cómo los salarios vienen perdiendo frente a la canasta básica.

En pleno proceso electoral, el dólar y la inflación vuelven a colocarse en el centro de la atención. La licenciada en economía, Gisela Veritier, analizó en Puntal AM el comportamiento de esas dos variables y también evaluó el aumento de la canasta básica total y de la canasta alimentaria que el Indec publicó el jueves.

Al ser consultada sobre las políticas para controlar esos puntos claves de la economía argentina, Veritier remarcó que no es fácil lograr soluciones en el corto plazo. No obstante, consideró que la suba de precios dejará de ser uno de los principales objetivos, al menos durante los próximos cuatro meses que estarán marcados por las elecciones legislativas.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) determinó que la Canasta Básica Total aumentó 3,2% en junio y una familia tipo necesitó $ 66.488 para no caer en la pobreza.

En tanto, la Canasta Alimentaria se disparó 3,6%, por encima de la inflación de junio, que fue del 3,2%, y para sostenerla una familia necesitó $ 28.413.

El valor de la Canasta Básica se incrementó en los últimos doce meses 51,8% y la Alimentaria 57,6%, y se ubican por encima de la inflación en el mismo período, del 50,2%.

En medio de la contienda electoral, la especialista señaló que el gobierno buscará recomponer poder adquisitivo, que en los últimos meses se encuentra muy por debajo de los valores reflejados en la canasta básica. "Mes a mes tenemos cada vez más pobres", manifestó en base al informe conocido ayer.

Gisela Veritier: Una familia necesitó casi $66.500 para no ser pobre en junio

Veritier sostuvo que los indicadores de la canasta marcan una dificultad "porque estamos viendo que los salarios no se están ajustando al mismo ritmo, y una canasta básica que incluso creció por encima de la inflación".

"La solución no es de corto plazo", recalcó. Y agregó: "Ahora estamos con medidas para pasar estos 120 días de veranito electoral en los que el gobierno tratará de recomponer poder adquisitivo, entonces ha dejado de ser un objetivo por estos cuatro meses la inflación".

"La inflación debe ser la variable más compleja para combatir, por la cantidad de factores que influyen", afirmó. "Las soluciones para detener la inflación no son de las más amigables, sobre todo cuando se toman medias macroeconómicas que tienen que ver con políticas fiscales, política monetaria", añadió.

"Disminuir la inflación lleva una tasa de sacrificio que tiene que ver con disminuir el ritmo económico", advirtió.

Pese a las medidas que buscarán contener la inflación pensando en los comicios, Veritier señaló que también deberá determinarse un plan hacia adelante de cara a un eventual acuerdo con el FMI.

"El Fondo no va a cerrar un acuerdo de facilidades extendidas si no tenemos correctamente determinado cuál va a ser el abordaje de la inflación y cuál va a ser el abordaje del tipo de cambio también", aseveró.