Río Cuarto | eclipse |

Miles de personas vivieron con emoción el eclipse en la ciudad

El punto de mayor concentración se dio en el predio del Club del Banco de Córdoba, donde hubo una verdadera multitud

A la hora señalada, el eclipse total de Sol oscureció casi por completo a la ciudad durante 2 minutos. Poco a poco, el Sol se fue apagando y, tras un brusco descenso de la temperatura, se hizo prácticamente de noche. Fue a las 17.45 de ayer. 

Miles de personas siguieron el fenómeno con gran emoción desde distintos sectores de Río Cuarto. En el centro, la actividad se parilizó por unos instantes, ya que nadie se quiso perder el regalo de la naturaleza. 

El punto de encuentro más concurrido fue el predio del Club del Banco de Córdoba, donde una verdadera multitud se concentró desde temprano para obtener uno de los antejos que repartió la Provincia para evitar complicaciones en la vista. También estuvieron los que armaron sus artefactos de manera manual, siguiendo las indicaciones que se dieron durante los días previos.  

El evento natural estuvo acompañado por música en vivo y una pantalla gigante que fue mostrando el desarrollo del eclipse en diferentes zonas de la provincia. 

Río Cuarto fue uno de los lugares del país más propicios para observar el momento en el que la Luna pasó entre la Tierra y el Sol y oscureció totalmente la imagen del Sol para los espectadores en la Tierra. Tan es así que la ciudad recibió a visitantes de diferentes partes de la Argentina y el mundo. 

Manuel Merchán, director del Observatorio Astronómico de Córdoba, estuvo ayer en Río Cuarto y destacó a Puntal que todo salió como se había planeado. 

“La gente lo disfrutó un montón. Las personas se han emocionado y eso estuvo buenísimo. El cielo estuvo bastante despejado, por lo que se pudo seguir el eclipse perfectamente. Este tipo de movidas sirve para despertar vocaciones científicas y la curiosidad de personas que habitualmente tienen otros intereses”, aseguró Merchán. 

“Fue una experiencia espectacular. En mi vida había visto un eclipse de este tipo. Sí vi eclipses parciales, pero la diferencia con este es indescriptible. Fue hermoso”, manifestó, por su parte,  José Benavídez, un estudiante colombiano de Astronomía que vino exclusivamente desde la capital provincial para ver el fenómeno. 

Turismo 

Desde el área de Turismo del Municipio, Sandra Santa Cruz destacó el nivel de consultas de los visitantes que, en algunos casos, se quedaron a pasar una o más noches en Río Cuarto. 

“El eclipse ha sido muy beneficioso para la ciudad. Hemos estado en los medios nacionales y de todas las provincias. Fue una experiencia muy positiva”, indicó Santa Cruz. 

Una de las postales del día, más allá de la que regaló la naturaleza, estuvo dada por el trabajo de los chicos del nivel medio del Colegio Nacional, quienes estuvieron en el predio capacitando a las personas sobre cómo ver el fenómeno sin que se generen daños en los ojos. 

Los chicos también se encargaron de controlar el estacionamiento para recaudar fondos para mejorar el observatorio que tienen en la institución de calle Baigorria. 

“Fue maravilloso. Estamos orgullosos de los chicos porque aprendieron y se prepararon, dando el ejemplo”, resaltó la directora Rosana Gualtieri. 

El intendente Juan Manuel Llamosas mostró su alegría por el evento y valoró el hecho de que Río Cuarto haya estado en la vidriera del país. 

“Despertó gran interés y curiosidad. Hemos hecho un trabajo conjunto con la Provincia y ha salido todo muy bien”, consideró el jefe comunal.

Evento social 

A su turno, el legislador de Unión por Córdoba, Carlos Gutiérrez, dijo sentirse anonadado y humilde “frente a tamaño hecho de la naturaleza” y valoró el privilegio que tuvieron los cordobeses de poder ver el fenómeno como se vio en pocas regiones del mundo. 

“Estamos muy conformes. La gente lo aprovechó masivamente. Fue un acontecimiento social”, afirmó. 

Una vez concluido el eclipse, los miles de personas que se convocaron en el predio ubicado en el viejo camino a Córdoba se desconcentraron normalmente, con gran satisfacción por el evento.

Finalmente, cabe recordar que este tipo de fenómenos se volverá a repetir en esta zona dentro 375 años.

Nicolás Cheetham

Redacción Puntal