Río Cuarto |

El archivo franciscano incorpora un equipo que potenciará su preservación

Es un grupo de diez personas que se ocupará de desarrollar acciones para recaudar fondos que ayuden a proteger los valiosos documentos que existen en el convento. Es uno de los espacios más antiguos de la ciudad

El Archivo Histórico “Fray José Luis Padrós”, del convento San Francisco Solano, presentará formalmente al grupo “Amigos del Archivo”. El equipo estará encargado de diseñar acciones con el objetivo de preservar y custodiar el valiosísimo material que se conserva desde la llegada de los franciscanos a Río Cuarto, hace casi 166 años.

Inés Farías, directora del establecimiento, dijo a Puntal que la actividad será mañana a las 18.30 horas en el salón del mencionado convento. A la vez, aprovechó la oportunidad para invitar a la comunidad a participar del lanzamiento.

“Será una presentación en sociedad entre los que se interesen por la tarea. El grupo está compuesto por 10 integrantes que, de distintas formas, son allegados al convento y que se han comprometido a trabajar con la idea de hacer socios y actividades que permitan reunir fondos para sostener la presencia de un archivero. Formar a una persona no es una tarea sencilla. Además, lleva tiempo, por lo que es importante contar con recursos. Queremos que, tanto la persona que venga, como todo el grupo, tengan un manejo de los fondos del archivo y sepan sobre su funcionamiento. El próximo 13 de noviembre se cumplirán 166 años de la presencia franciscana en Río Cuarto, por lo que hay documentos archivados desde esa época (lo que lo convierte en uno de los más antiguos de la ciudad)”, afirmó Farías.

“En los últimos 30 años de su vida, hasta 1993, el padre Padrós fue el archivero. Durante ese tiempo, el archivo funcionaba adentro del convento, en una habitación que se ubicaba frente a la celda de Padrós. Él era un celoso custodio de los documentos y se encargaba de recibir a quienes se acercaban a consultar por algún material, ya que era privado (al público fue abierto en 2004). Tras la repentina muerte de Padrós, estuvo cerrado durante un año. En ese momento, varias instituciones pidieron quedarse con el material. Finalmente, en 1994 los frailes me pidieron que me haga cargo”, recordó la directora del archivo.

A todo esto, Farías manifestó que otra de las metas es abrirse aún más a la comunidad, a partir del dictado de cursos y conferencias.

Octubre franciscano

La presentación de mañana se enmarca dentro de las acciones que se están desarrollando por el octubre franciscano.