Policiales |

El diablito que no pagó el remís desde Paraná a Río Cuarto devolvió el disfraz

El hombre denunciado por el remisero entregó el traje en el local donde lo había alquilado el sábado pasado. Lo único que le faltaba era el tridente. Avanza la investigación judicial tras la presentación del damnificado.

El diablito que viajó casi 500 kilómetros en remís desde Paraná a nuestra ciudad y no pagó el viaje devolvió el disfraz en la mañana de ayer, mientras la Justicia avanza en la investigación tras la denuncia realizada por el damnificado.

El lunes pasado, un riocuartense de unos 38 años disfrazado de diablo -a la salida de la fiesta de disfraces de Paraná- tomó un remís en la capital de Entre Ríos para que lo trasladara hasta el predio donde estaba el colectivo que había contratado el viaje.

Al recorrer el lugar y no encontrarlo decidió continuar hasta Río Cuarto, con la esperanza de encontrar el micro en el trayecto.

La primera parada en Río Cuarto fue en un domicilio de calle Moreno al 300, donde se cambió de ropa, tras lo cual se dirigieron a otro destino, aunque pararon en la estación de servicio de Maipú y San Martín para cargar GNC.

El pasajero huyó con destino incierto, por lo que el remisero identificado como Ricardo Mirko Pérez realizó la denuncia en la Unidad Judicial N° 1.

La noticia de que un remisero trasladó al diablo sentado en el asiento trasero desde Paraná a Río Cuarto y no le pagó los 15 mil pesos del viaje se viralizó por todo el territorio nacional.

En medio de esta situación, los dueños de la casa de disfraces comenzaron a preocuparse por la demora en la entrega del traje, pero en la mañana de ayer se presentó.

Desde la casa de disfraces de barrio Fénix dijeron que el hombre alquiló el traje el sábado, aunque perdió el tridente, que fue pagado.

A partir de los datos aportados por el estafado y otros que los investigadores judiciales habrían recolectado no se descarta que en las próximas horas se tomen algunas medidas.