Río Cuarto |

El vino cordobés se abre camino con la calidad de pequeños emprendimientos

El sector transita una tercera etapa en su historia industrial signada por el perfeccionamiento, la producción a baja escala y un denominador común que le aporta valor agregado: el enoturismo

La historia de la producción vitivinícola en la provincia Córdoba puede ser leída en tres grandes etapas. La primera, con la experiencia de los jesuitas; la segunda, con un par de iniciativas que, radicadas en la zona de Traslasierra y Colonia Caroya, centraron sus esfuerzos en intentar producir grandes volúmenes de vino pero fracasaron en el tiempo; y la tercera, la que transita poco más de una década hasta estos días y que tiene por premisa la calidad del producto y como denominador común al enoturismo, para dar un valor agregado.

“Estamos viviendo una etapa de reconversión en donde se empezaron a cambiar los varietales en busca de calidad y no tanto de cantidad. Estos proyectos nacieron muchos como un hobbie de gente que tenía otros emprendimientos que constituían su principal fuente de ingreso y hoy se encontraron que son sus nuevas unidades de negocio”, señala Nora Cingolani, quien es vocal del Directorio de la Agencia Córdoba Turismo (ACT).

image.png

Para la funcionaria, el formato sólido en Córdoba actualmente está constituido por pequeños emprendimientos de alta calidad y asociados directamente al enoturismo. “La mayoría de las bodegas cordobesas están ubicadas en zonas altamente turísticas, o sea, que lo que a otras bodegas en el mundo les cuesta, que es atraer al turismo, nosotros lo tenemos en la puerta y solo hay que invitarlos a pasar”, señala Cingolani.

La vocal de la ACT, que tiene bajo su responsabilidad la promoción de la marca-producto “Vinos de Córdoba” y dentro de ello lo que son “Los Caminos del Vino”, expresó que el resurgimiento del sector se remonta a poco más de 10 años atrás cuando se empezaron a probar nuevos varietales y a buscar cuáles son las cepas que funcionan bien en estas regiones con el fin de lograr un producto de calidad. Y con ese objetivo fue que tales emprendimientos se han tecnificado para lograr producir uvas de calidad y capacitar a los recursos humanos correspondientes para alcanzar excelentes resultados.

image.png

“Turísticamente también se ha notado mucho crecimiento. Siempre hacemos la diferencia entre el turismo ‘con vino’ y el turismo ‘del vino’, porque Córdoba era un turismo ‘con vino’, donde la gente venía y los días de lluvia buscaban qué hacer y encontraban las bodegas. Hoy ya vienen a visitar Córdoba en busca de esas bodegas”, relata Cingolani.

La mayoría de las bodegas cordobesas están ubicadas en zonas altamente turísticas, o sea, que lo que a otras bodegas en el mundo les cuesta, que es atraer al turismo, nosotros lo tenemos en la puerta y solo hay que invitarlos a pasar. La mayoría de las bodegas cordobesas están ubicadas en zonas altamente turísticas, o sea, que lo que a otras bodegas en el mundo les cuesta, que es atraer al turismo, nosotros lo tenemos en la puerta y solo hay que invitarlos a pasar.

Para añadir: “Me contaban desde una bodega que les pasa algo que antes no, y es que les reservan visitas con 15 días de anticipación, algo que tiempo atrás era impensado. Y eso es lo que como gobierno acompañamos: la búsqueda de la calidad de un producto que Córdoba no lo generaba, y por otro lado, el producto turístico”.

Caminos del Vino

Cingolani cuenta que la Agencia Córdoba Turismo es pionera en el país en ofrecer tours virtuales por unas 24 bodegas que producen en Córdoba. “Se puede concretar un recorrido 3D desde la página de la Agencia. Y ahora sumamos una herramienta que es el QR que permite, por medio de la ubicación de Google Maps, indicar el recorrido a cada una de las bodegas”, explicó la funcionaria.

image.png

Así, el turista podrá tener una aproximación previa a las distintas alternativas de enoturismo que encontrará en Córdoba. La propuesta le permite conocer viñedos con espacios para degustaciones, las distintas ofertas gastronómicas de primer nivel e incluso la posibilidad de alojarse en hoteles de campo y estancias.

El organismo provincial también creó un mapa virtual de viñedos de la provincia que guía al visitante hacia las distintas bodegas que se encuentran en el norte cordobés, las Sierras Chicas, Traslasierra, Calamuchita o Punilla, que cuentan con viñedos de varietales como el Malbec, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y el Frambua), además de los espumantes.

image.png

En tales emprendimientos se ofrecen visitas guiadas por los establecimientos de producción, catas y maridajes con platos regionales.