Arquitectura | espacio | colores | Juguetes

Playroom: ideas para cuartos y espacios de juego

Tener un espacio de juegos en tu hogar ayudará a promover al máximo el disfrute, la imaginación y el esparcimiento de tus hijos. No necesitás grandes espacios para tener un playroom, sólo lograr sectorizarlo para que tengan ese rincón soñado.

Los playrooms son espacios diseñados exclusivamente para que los más chicos jueguen y se diviertan; en las casas con suficiente espacio son clave: hacen del hogar un lugar más agradable para disfrutar en familia. También pueden ser utilizados como sala de lectura y/o estudio. Es importante que prestemos mucha atención a su decoración para lograr que sea realmente atractivo.

Los playrooms se caracterizan por ser espacios luminosos, por lo que deberían estar iluminados naturalmente durante el día.

La importancia de los colores

Los colores son siempre un gran recurso. Todo depende del tamaño: si es de grandes dimensiones, apuesta por los colores vibrantes y alegres en las paredes y muebles. Si, en cambio, contás con una sala de juegos pequeña, pintá de colores pasteles y agregá accesorios y muebles coloridos para aportarle vida.

Los espacios de guardado son infaltables para mantener el orden - Imagen Pinterest.jpg
Los espacios de guardado son infaltables para mantener el orden - Imagen Pinterest

Los espacios de guardado son infaltables para mantener el orden - Imagen Pinterest

De igual manera, siempre recordá que el color lo agregan los juguetes; por eso, si preferís usar de base el blanco y acompañarlo con algunos toques coloridos en los géneros de cortinados y almohadones, también es una buena idea.

Tips para decorar

- Los niños tienden a jugar en el suelo, así que es bueno implementar alguna alfombra, almohadones o colchonetas.

- Almacenar en altura: aprovecharás la altura completa de la habitación para guardar todos sus juguetes y evitarás al mismo tiempo que tengan acceso a todo. Aquellos juguetes preferidos o de uso diario pueden estar a su altura para que los niños puedan acceder a ellos más fácilmente. Aquellos que sean menos o que necesiten de la ayuda de un adulto para ejecutarlos pueden guardarse más arriba.

Cualquier pared libre puede convertirse en biblioteca - Imagen Pinterest.jpg
Cualquier pared libre puede convertirse en biblioteca - Imagen Pinterest

Cualquier pared libre puede convertirse en biblioteca - Imagen Pinterest

- Incluir asientos, pufs con formas, sillitas de colores intensos.

- Incorporá cajas de almacenaje, baúles para juguetes, biblioteca de cuentos para lograr mayor organización sectorizando cada espacio y que les resulte más fácil ordenarlo, fomentando que sean ellos mismos quienes se encarguen de llevarlo a cabo.

“No importa el tamaño de tu casa, podés armar un playroom en su propia habitación o en algún rincón de tu hogar, lo importante es sectorizarlo para que ellos tengan ese espacio”.

- Es importante dejar bastante espacio libre para que puedan hacer todo el despliegue corporal que necesiten.

- Para los pisos es recomendable utilizar cerámicas o porcelanatos, que pueden cubrirse con una carpeta que resulte fácil de lavar. No es conveniente colocar alfombras, ya que son poco funcionales a la hora de la limpieza y la suciedad y el polvo se conservan mucho más en este tipo de superficies.

- La iluminación es un tema importante y es recomendable utilizar diferentes tipos de lámparas para generar otros espacios dentro del ambiente general. Lo ideal es alternar luces puntuales con otras que no lo son para crear calidez.

- Podés crear una decoración alrededor de un tema: como un personaje (superhéroe, princesa) o un lugar (selva, granja, espacio) o una película. Podés usar carteles, fotos o algún accesorio que tu peque ya tenga para crear la decoración.

- En un espacio para chicos, hay que pensar en materiales de fácil mantenimiento y limpieza, como sillones de cuero ecológico, muebles en laca poliuretánica resistente y paredes pintadas con una pintura lavable.

El playroom debe ser un espacio que invite a quedarse para pasar el tiempo libre y disfrutar del ocio, descanso y entretenimiento.

Por:
Lic. Julieta Varroni