Nacionales | Estado | Juntos por el Cambio | protección

Según la oposición, Gutiérrez debió haber recibido protección del Estado nacional

Juntos por el Cambio consideró que el asesinato es "de extrema gravedad institucional".

Diputados y senadores de la oposición consideraron ayer que Fabían Gutiérrez, el exsecretario de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, debía haber recibido protección del Estado por haber sido testigo "arrepentido".

La coalición Juntos por el Cambio sostuvo que el crimen de Gutiérrez es "de extrema gravedad institucional" por tratarse de un testigo en una causa judicial contra el kirchnerismo y pidió que "no haya familiares" de la exmandataria en el proceso.

De esta manera, la fuerza opositora aludió a Natalia Mercado, la hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y sobrina de la vicepresidenta, que actualmente se desempeña como fiscal y entiende en la causa judicial que se abrió tras la aparición del cuerpo de Gutiérrez.

El comunicado fue firmado por las autoridades de Juntos por el Cambio Patricia Bullrich y Federico Angelini (Pro); Alfredo Cornejo y Alejandra Lordén (UCR); y Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic (CC).

Seguidamente, varios legisladores salieron por Twitter a emitir su opinión personal.

Algunos de ellos, como el jefe de la bancada de senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, y el diputado Waldo Wolff, apuntaron al rol que a su criterio le correspondía al Estado, mientras que otros fueron más polémicos en sus opiniones, las cuales fueron criticadas por parte del oficialismo.

Tras calificar la aparición sin vida de Gutiérrez como "un hecho institucional gravísimo", Naidenoff sostuvo que "más allá de los presuntos móviles que la Justicia debe investigar, el Estado tenía la responsabilidad de garantizar su seguridad".

"Lejos de alimentar especulaciones, exigimos el pronto esclarecimiento de los hechos que rodean a la muerte", añadió el senador nacional.

En un tono similar, Wolff expresó: "Mucho comunicador instalando móviles antes siquiera que empiece el proceso. Mi lectura política es que un denunciante del poder debía estar cuidado. Mi pésame a su familia".

En tanto, el bloque de diputados de la UCR reiteró el planteo de la coalición opositora sobre el fiscal y exigió "que el Gobierno explique cómo protege a los testigos y arrepentidos por causas de corrupción".

Los legisladores se expresaron así casi en paralelo a la aclaración del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que informó que Gutiérrez "nunca fue parte del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados de la cartera" y señaló que "ni él, ni ninguna autoridad judicial requirieron su protección".

Por su parte, la diputada santacruceña de Juntos por el Cambio Mariana Zuvic, histórica rival de los Kirchner, escribió: "Fabián era quien más los conoció, quien más sabía. Quien más la padeció, quien más confesó y la perjudicó".

En línea con la postura de la alianza Juntos por el Cambio, el presidente de la UCR y diputado nacional, Alfredo Cornejo, también consideró que el crimen "es de la mayor gravedad institucional".

Los diputados Álvaro de Lamadrid (UCR) y Fernando Iglesias (Pro) fueron más polémicos en sus dichos, al apuntar directamente a un supuesto móvil político.