Policiales | estafas | delincuentes | Marcelo Marín

Piden extremar los cuidados ante el aumento de estafas telefónicas

Desde la Policía recomiendan no entregar claves ni datos sobre tarjetas de débito. Solicitan que los más jóvenes asesoren a los adultos mayores para evitar engaños. "Son muy habilidosos estos delincuentes para hacerse de información para cometer el ilícito", señaló el comisario mayor Marcelo Marín, de Departamentales Sur

Ante el fuerte aumento de intentos de engaños telefónicos o virtuales que se sucedieron durante el último fin de semana en la ciudad y la región, desde la Policía solicitan extremar las medidas de cuidado y asesorar a los adultos mayores, el blanco de los delincuentes.

Las estafas telefónicas, a través de la modalidad del cuento del tío, se incrementaron durante la pandemia, sumado a los engaños virtuales, admitió el coordinador de Operaciones de Departamental Sur de la Policía de Córdoba, comisario mayor Marcelo Marín.

Los estafadores realizaron una catarata de llamados durante la última semana.

El jefe policial expresó su preocupación por la reiteración de casos que se replicaron en la zona y en algunos, las víctimas entregaron importantes sumas de dinero.

“Puede ser que la pandemia haya hecho que estos delincuentes buscaran la forma de apoderarse de lo ajeno. Permanentemente buscan distintos ardides para lograr información y cometer los hechos. “Son muy habilidosos estos delincuentes para hacerse de información para cometer el ilícito”, dijo Marín.

El funcionario policial pidió a los más jóvenes de las familias que asesoren a los mayores para evitar ser engañados, especialmente que no aporten datos de tarjetas de débito o de crédito, que recién se dan cuenta del engaño cuando van a comprar o sacar dinero en el cajero.

Marín recalcó que “no hay que brindar datos personales sobre cuentas bancarias, ya que los delincuentes se aprovechan de las personas de mayor edad para sacarles información para despojarlas de dinero o información bancaria, que con esos datos luego hacen distintas transacciones que ocasionan un gran perjuicio económico”.

Agregó que los jóvenes deben sobreproteger y ayudar a los mayores de la familia para evitar las estafas.

Prevención estafas

En el marco de la astucia de los sujetos, Marín mencionó que también tratan de lograr información a través de envíos masivos de correo electrónico, bajo un soporte de Windows, donde piden actualizar distintos datos, entre ellos de cuentas bancarias, para luego cometer el engaño con compras, toman crédito o transfieren dinero.

“Recién se entera de la estafa cuando controla su cuenta o cuando llega impactada la compra en el resumen de la tarjeta de crédito”, afirmó Marín.

Reiteró que ante cualquier caso sospechoso deben cortar la comunicación y realizar la respectiva denuncia al 101 o 911.

Marin dijo que hay bandas que vienen cometiendo estos delitos y que desde la Policía se trabaja en conjunto con el Ministerio Público Fiscal para tratar de dar con los delincuentes. En algunos casos se acompaña con las imágenes de las cámaras de seguridad.

Marín declaró que las cuentas de internet de las entidades, por lo general, tienen un tilde de color azul y nunca solicitan datos de las tarjetas de sus clientes.

Una semana atrás, una mujer de 88 años del macrocentro de la ciudad entregó unos 20 mil dólares y pesos a un hombre, tras recibir una llamado de una mujer que se hizo pasar por su nieta. Desde el otro lado de la línea le indicaron que debía cambiar los billetes ahorrados ante una nueva disposición del Banco Central.