Río Cuarto | Estudiantes | PRISMA | secundario

El 61% de los alumnos del secundario, con resultados "muy bajos" en matemáticas

Son estudiantes de tercer año que participaron de la evaluación Prisma que se desarrolló en diciembre del 2021 en toda la provincia de Córdoba. Ahora definirán acciones para mejorar las debilidades del sistema

El Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba difundió ayer los resultados de la evaluación Prisma que se realizó en todo el territorio mediterráneo en diciembre del 2021, donde se examinaron contenidos y aprendizajes de matemática, lengua y literatura correspondientes a tercer grado de la educación primaria y tercer año de la secundaria.

El dato más preocupante que se desprende del informe es que el 61% de los alumnos del nivel medio (tercer año) logró resultados “muy bajos” en matemáticas, por lo que las autoridades prometen focalizar las estrategias para revertir la situación (ver página 7).

En Córdoba, se trabajó sobre una muestra representativa de escuelas que dependen del Ministerio de Educación de la Provincia. De esta manera, se seleccionaron 306 establecimientos de nivel primario y 310 de nivel secundario, participando el 99% de ellos, alcanzando a 7.266 estudiantes primarios (el 90,5% de 8.028) y a 9.727 de secundaria (86,4% de 11.257).

La evaluación Prisma se aplica en la provincia desde el año 2013, con el apoyo de la Universidad Nacional de Córdoba.

Según las respuestas brindadas a la resolución de actividades propuestas, los alumnos se distribuyen en 4 niveles de desempeños que dan cuenta de los logros alcanzados:

-Nivel 3: Refiere a estudiantes que han alcanzado logros destacados para ese grado/año. Sus aprendizajes son significativos.

-Nivel 2: Refiere a los estudiantes que han alcanzado lo esperado para ese grado/año.

-Nivel 1A: Refiere a estudiantes que logran aprendizajes muy cercanos a los esperados para el grado/año.

-Nivel 1B: Refiere a estudiantes que logran aprendizajes y contenidos por debajo de lo esperado para el grado/año.

Primaria

En lengua y literatura el 73% de los estudiantes de tercer grado tuvieron niveles de desempeño destacado (47% nivel 3) y esperado (26% nivel 2). Un 6% se ubicó en el nivel 1A cercano a lo esperado y un 21% sacó logros muy bajos (1B).

En el caso de matemáticas, el 72% de los estudiantes tuvieron niveles de desempeño destacado (43%) y esperado (29%). Un 16% se ubicó en el nivel 1A cercano a lo esperado y un 13% obtuvo logros muy bajos (1B).

Secundaria

En el nivel secundario, en lengua y literatura el 66% de los estudiantes de tercer año tuvieron niveles de desempeño destacado (35%) y esperado (31%). Un 8% se ubicó en el nivel 1A cercano a lo esperado y un 26% obtuvo logros muy bajos.

En el caso de matemáticas, el 20% de los y las estudiantes secundarios tuvieron niveles de desempeño Destacado (9%) y Esperado (11%). Un 19% se ubicó en el nivel 1A cercano a lo esperado y un 61% obtuvo logros muy bajos.

Cómo se evaluó

En cuanto a cómo se evaluó, explicaron que se implementaron seis modelos en formato papel para el nivel primario y en formato digital para el secundario para cada dominio evaluado. Cada instrumento contó con 22 ítems de opción múltiple con una única respuesta correcta. En lengua y literatura se consideraron por modelo dos textos, uno literario y uno no literario.

El objetivo de la prueba provincial Prisma es recabar evidencia sobre logros y desafíos del sistema educativo tras dos años de pandemia. Se busca, de este modo, generar información medible y actualizada sobre los logros y dificultades en el aprendizaje en matemática y lengua.

Con estos resultados, la cartera educativa provincial dispone de evidencias sobre el estado de situación de los procesos de enseñanza y aprendizaje en la finalización del primer ciclo de la primaria y del ciclo básico de la secundaria para tomar decisiones y reorientar recursos y estrategias pedagógicas en el presente ciclo lectivo.

Sobre Prisma

El operativo comenzó a implementarse en 2013, mientras que, en 2019, se construyeron instrumentos de evaluación con mayor rigor metodológico, gracias a un trabajo junto al Instituto de Investigaciones Psicológicas (en alianza con el Conicet) de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba.