Deportes | Estudiantes | Sepúlveda | Atlanta

Estudiantes volvió de Villa Crespo soñando con el ascenso

El Celeste derrotó a Atlanta por 2 a 1 y alcanzó a Agropecuario en la cima de su zona. Ferreyra y Sepúlveda fueron los autores de los goles del León

Iban 37 minutos del segundo tiempo. Llegó un centro desde la derecha al área de Atlanta. Allí se elevó Bruno Sepúlveda. El Fino giró la cabeza como un león cuando sacude su melena y metió un testazo que viajó con la gracia de un globo aerostático a clavarse contra el palo derecho de Facundo Ferrero. La imagen del vuelo de Bruno fue la instantánea más importante del álbum de fotos de la victoria que consiguió ayer Estudiantes en Villa Crespo. El equipo que dirige Marcelo Vázquez venció 2 a 1 al Bohemio por la sexta fecha y ahora acompaña a Agropecuario Argentino en la cima de la tabla de posiciones de la Zona A de la fase Campeonato de la Primera Nacional.

El Celeste ahora escuchará con atención lo que ocurra en los partidos de hoy y así saber cuáles serán sus opciones para meterse en la final por el primer ascenso. En la jornada que viene, la última, el León recibirá a Agropecuario.

Desde sus tiempos en el Federal A, Estudiantes es un equipo de segundos tiempos. La capacidad física, la buena lectura del DT para hacer los cambios y los ajustes que se hacen en el entretiempo son las cualidades que le permiten al Celeste dar vuelta los resultados. Ayer, en Villa Crespo, esto volvió a quedar demostrado.

El primer tiempo de ayer no fue malo. Irse perdiendo al descanso fue algo inmerecido para los pupilos de Vázquez. Pero el segundo tiempo fue mejor y tuvo el aditamento de los goles. Los ingresos de Arismendi y Parisi fueron importantes para modificar el marcador y traerse tres puntos clave para Río Cuarto.

Desde el inicio quedó claro que Estudiantes iba a buscar el triunfo que necesitaba para mantenerse de lleno en la pelea por el primer ascenso. El León dispuso casi siempre de cinco hombres en clara posición ofensiva y presionó bien arriba la salida de Atlanta. Sepúlveda como referencia por el centro, Comba libre, Hesar por izquierda, Cainelli por derecha y Bottino desprendiéndose por sorpresa desde el mediocampo. Jugando de esta manera, el Flaco fue quien tuvo las tres chances más claras del Celeste en el primer tiempo.

Detrás de esa estructura se ubicó Víctor Beraldi. El mediocampista jugó de lanzador, con la cancha de frente y terminó siendo uno de los mejores de la cancha.

Esa disposición de piezas le permitió al Celeste ser mejor que su rival en el primer tiempo. De todas maneras, su dominio fue intermitente, ya que el apuro o algunas imprecisiones hicieron que Atlanta pudiera salir del asedio y generar algún peligro a través de Valdez Chamorro.

Pese a ese dominio, Estudiantes se fue al descanso perdiendo. El fútbol hace pagar caro las distracciones. Sobre los 32 minutos, el juez asistente número dos, Nahuel Bustos, se equivocó al marcar un lateral y le dio la pelota al local. En esa reposición, la defensa del Celeste dio ventajas. Valdez Chamorro tuvo mucho tiempo para sacar un centro pasado desde la derecha, la pelota cruzó el área del León, para encontrar a Ochoa Giménez, que le pegó con todo el empeine, para fusilar a Ardente y abrir el marcador para Atlanta.

El gol provocó confusión en Estudiantes. El visitante nunca volvió a retomar el control durante esa primera mitad. De hecho corrió riesgos de irse dos goles abajo al descanso.

Para el complemento, Vázquez mandó a la cancha a Arismendi en lugar de Comba y lo cerró a Hesar para jugar al lado de Sepúlveda. El cambio fue un acierto, porque el Toto lo volvió loco a Molina y generó la mayoría de las situaciones de riesgo a favor del Celeste.

Justamente desde la izquierda llegó el centro que le dio el empate a los de Marcelo Vázquez. Nicolás Ferreyra sorprendió en posición de ataque y cabeceó solito en el corazón del área chica de Atlanta para igualar a los cinco minutos.

A partir de ese empate, el partido tuvo mucho vértigo. Estudiantes con la necesidad del triunfo se paró unos metros más arriba. Atlanta no se quedó atrás y fue a buscar su primera victoria como local desde la reanudación.

Hubo más espacios para jugar y empezaron a producirse las situaciones de gol. Parisi, que jugó sus mejores minutos desde que llegó al Celeste, empezó a exigir cada vez más a los defensores del Bohemio. El ex-Arsenal estuvo cerca de anotar el “gol del campeonato” con una espectacular chilena que encontró una gran respuesta de Ferrero.

Cuando parecía que a Estudiantes se le terminaba el tiempo, apareció el salto de Sepúlveda y su magnífico cabezazo para darle el triunfo al Celeste. Con la victoria, los sueños del conjunto riocuartense están totalmente vivos.

Hoy, deberá esperar a que Ferro le dé una mano y le saque puntos a Agropecuario. También, le caería bien un empate entre Estudiantes de Caseros y Platense. Si se dan esos resultados, los de Vázquez llegarán muy bien posicionados al duelo decisivo ante los de Carlos Casares, el próximo domingo en el Candini. En el medio estará el viaje a Rafaela por Copa Argentina, pero esa es otra historia.

Síntesis

Atlanta: Facundo Ferrero; Matías Molina, Valentin Perales, Nahuel Tecilla y Ramiro Fernández; Alejo Dramisino, Agustín Bolívar, Joaquín Ochoa Giménez y Jorge Valdez Chamorro; Julián Marcioni y Milton Giménez. DT: Fabián Lisa.

Estudiantes: Luis Ardente; Gastón Benavídez, Gonzalo Maffini, Nicolás Ferreyra y Lucas Suárez; Nahuel Cainelli, Gastón Bottino, Víctor Beraldi e Ibrahim Hesar; Maximiliano Comba y Bruno Sepúlveda. DT: Marcelo Vázquez.

Goles: en el primer tiempo, 33m Ochoa Giménez (A); en el segundo tiempo, 5m Ferreyra (E); 37m Sepúlveda (E).

Cambios: en el segundo tiempo, antes de comenzar, Yair Arismendi por Comba (E); 19m Maximiliano Padilla por Suárez (E); 21m Luis López por Giménez (A) y Nicolás Talpone por Dramisino (A); 28m Mauricio Pedrozo por Marcioni (A), Nicolás Previtali por Ochoa Giménez y Lautaro Parisi por Hesar (E); 36m Axel Ochoa por Molina (A); 40m Lautaro Formica por Cainelli (E) y Emanuel M. Schmith por Bottino (E).

Árbitro: Mario Ejarque.

Asistentes: José Callegari y Rubén Bustos

Cuarto árbitro: Alejandro Ramírez.

Estadio: Don León Kolbowski.