Política | Fernández | pandemia | solidaridad

Fernández al Grupo de Puebla: "No podemos darnos el lujo de tener diferencias"

El presidente habló por videoconferencia en el V encuentro encabezado por referentes políticos de Latinoamérica que forman parte del órgano

El presidente Alberto Fernández exhortó hoy a los líderes progresistas de la región a "unirse" y citó como ejemplo su acuerdo electoral con Cristina Kirchner y otros sectores del peronismo que le permitió acceder a la Casa Rosada.

"No podemos darnos ese lujo (de la división) porque las diferencias las aprovechan los sectores que más daño le hacen a nuestros pueblos; no podemos por narcicismos, por egoísmos, tomar distancia entre nosotros y favorecer que otros gobiernen en desmedro de la gente", afirmó el mandatario durante una reunión del Grupo de Puebla por videoconferencia.

Desde la Quinta de Olivos, Alberto Fernández participó del encuentro virtual de ese foro regional de dirigentes progresistas, en el que estuvieron también el colombiano Ernesto Samper, el uruguayo José "Pepe" Mujica, y los brasileños Luiz Inácio "Lula" Da Silva, Dilma Rousseff, Fernando Haddad y Aloizio Mercadante.

En ese marco, Fernández dijo que es el momento oportuno para que el progresismo se una y "poder hacer un mundo más justo y solidario", tomando la pandemia de coronavirus como "la gran oportunidad de hacer algo distinto".

Al respecto, el Presidente bregó por la construcción de "un mundo más justo y con bases que se funden en conceptos de justicia y solidaridad", y juzgó que hay que "empezar por América Latina, para que sea más unida y solidaria".

"La pandemia nos da la gran oportunidad de hacer algo distinto si nos unimos. Aquellos que decimos ser progresistas debemos unir fuerzas para construir un mundo más justo y con bases que se funden en conceptos de justicia y solidaridad", destacó.

En un análisis sobre el impacto económico y social del Covid-19 a nivel mundial, Fernández aseguró que "el mundo se ha dado vuelta y la economía cruje" porque la pandemia "demostró que el sistema económico mundial era muy débil".

"El mundo no va a ser el mismo cuando pase la pandemia", pronosticó Fernández y evaluó que "habrá que repensar al mundo de otra manera, ya que si algo ha dejado al descubierto esta situación es la desigualdad".

E insistió en que el virus dejó "al descubierto" en el mundo que "el capitalismo financiero ha concentrado en pocos la riqueza y en muchos los dolores y la pobreza".

"También ha dejado al descubierto que la palabra solidaridad quedó al costado en muchos lados del mundo" porque "las consecuencias económicas en el mundo están a la vista", sentenció.

Durante el encuentro, además de analizar la situación regional frente a la pandemia de coronavirus, los referentes del progresismo latinoamericano hablaron sobre el nivel de endeudamiento de los países de la región, en medio de los planteos para que se condonen pasivos y así permitir la recuperación económica.