Río Cuarto | ferrario | ciudad | Hospital

Preparan el Hospital y las clínicas de la ciudad ante el avance del coronavirus

Ferrario se reunió con los directivos de los sanatorios para coordinar un plan de contingencia. Están disponibles 600 camas pero sólo 60 tienen respiradores. No habrá distinción entre pacientes que tengan o no mutual

Lo dijo ayer a Puntal el secretario de Salud, Marcelo Ferrario, luego de la reunión que mantuvo en horas de la mañana con los directivos de las clínicas y sanatorios riocuartenses en el Palacio Municipal.

En el sistema sanitario público y privado local hay 600 camas, de las cuales 60 tienen respiradores artificiales.

No va a haber diferenciación entre quienes tengan mutual y quienes no a la hora de ser internados a raíz de la pandemia.

“Los hospitales y clínicas van a estar a las órdenes del Comité Operativo de Emergencia que conducirá el gobernador (Juan) Schiaretti”, señaló Ferrario.

Y añadió: “Nos pusimos de acuerdo para implementar un plan de contingencia no sólo por los casos de coronavirus, sino también para atender las otras urgencias cotidianas como ACV, infartos, apendicitis, etcétera”.

“El objetivo es armar la logística hospitalaria y clínica para atender los casos que se vayan presentando en la ciudad”, precisó.

Y acotó: “Son tiempos de unificar criterios y esfuerzos. De estar todos juntos”.

“Por ejemplo, no habrá diferenciación entre pacientes infectados con el Covid-19 con mutual y pacientes infectados con el Covid-19 sin mutual”.

Por su parte, Mario Piastrellini, representante de las empresas sanatoriales de la ciudad, indicó ayer que hay “alrededor de 600 camas, de las cuales un 10 por ciento tiene respiradores artificiales”.

Expresó que para sostener el aparato sanitario “el sistema público depende de un presupuesto”, en tanto que “el privado tiene recursos limitados para comprar insumos que son carísimos”.

Ferrario dijo también que el Colegio Médico inscribe a profesionales voluntarios para sumarse a la atención médica de los pacientes con coronavirus.

Para ello, se puso en marcha un registro para llevar allí las inscripciones de rigor.

“Es una guerra”

“Tenemos que estar preparados para la contingencia. Esto es una guerra. Y lo mejor es estar preparados”, resaltó Ferrario.

El secretario de Salud también mantuvo una reunión con las ONG de la ciudad que han manifestado su predisposición a aportar insumos en medio de esta situación.

En la oportunidad, también estuvo presente el director del Nuevo Hospital, Carlos Pepe.