Regionales | fiesta | familias | viaje

Egresados 2020: entre la incertidumbre y la esperanza de tener su fiesta y viaje

La pandemia impactó de lleno en los planes de los jóvenes y las familias que vienen invirtiendo recursos para este fin de ciclo. Aún sin definiciones, algunos grupos siguen pagando cuotas. Y los salones esperan por el gran día.

El último primer día, la presentación de la campera y remera de la Promo, el book de fotos, las ferias de platos para juntar dinero y aliviar a las familias en los gastos que implica la fiesta o el viaje; la ilusión de cientos de estudiantes de cerrar un ciclo juntos, se da de cara con la realidad de la pandemia, que llenó de incertidumbre todos los planes.

Así, la Promo 2020 de los secundarios y sus familias esperan definiciones. Es que tanto la fiesta como el viaje, y hasta la vestimenta identificatoria, todo implica una gran inversión que, en la mayoría de los casos, se viene afrontando con pagos en cuotas.

Alejados de las aulas, los chicos siguen planificando y esperan al menos tener el final de año y poder viajar a Brasil o Bariloche.

“Hace dos años que contratamos empresa, y hasta reservamos salón. Ahora no sabemos qué hacer. Algunos papás dejan de pagar”, sostuvo una madre de la zona en diálogo con Puntal.

Admitió además que hay amargura en algunas familias que afrontaron el pago del viaje de sus hijos a Brasil. “La empresa no tiene idea ni qué va a hacer con eso. Y fiesta tampoco se sabe si va a poder hacer”, mencionó la mamá de un estudiante de Sampacho.

Desde General Cabrera, la mamá de un alumno Promo 2020 reflexiona: “No sé si nos vamos a animar. Nos habíamos dado un tiempo, en cuanto a reuniones virtuales, hasta septiembre - octubre, pero animarse a hacer una fiesta del tamaño que querían, con una carpa de más de 1.000 personas, yo creo que en este momento es totalmente inviable. Eso es lo que opino como mamá de uno de los egresados”, aclaró.

Paralelamente a estas inversiones mayores, las familias afrontan otras en forma individual, cuales son los vestidos y trajes de los egresados, y hasta la cobertura fotográfica y de video del evento.

"Un vestido de los que les gustan a las chicas que van a egresar, son costosos, por lo que por una cuestión de pagos en cuotas, y por los turnos de las modistas, sé de chicas que ya habían ido a tomarse algunas medidas y habían empezado a pagar el vestido en cuotas. Quizás no habían elegido el diseño todavía, pero ya habían ido a sacar el turno y habían empezado a pagar”, asumió la mujer.

Mientras tanto, algunos grupos de egresados siguen pagando las cuotas. No quieren abortar el sueño de sus hijos, y si la nueva normalidad lo permiten, prefieren estar al día con las cuentas

La colación

A su vez, los colegios deben definir si habrá actos de colación de grados, donde se entregan los certificados y reconocimientos. Pero atendiendo a que convocan a gran cantidad de personas, las autoridades educativas dependen de las disposiciones que en adelante determine el COE Central.

Desde los colegios acompañan a sus estudiantes. Así por ejemplo en Mackenna, el IpetayM N° 65 colocó un cartel frente al edificio, alentando a la Promo 2020.

Las fiestas

Los dueños de salones y organizadores de estos eventos confían en que en algunos meses más las fiestas se podrán hacer, adaptándose a la nueva “normalidad” que impondrá el Covid-19.

Fernando Peruchini es integrante de un equipo de disc jockey y técnica que desde hace años viene organizando y animando tradicionales fiestas de egresados de varias poblaciones regionales.

"La pandemia ha perjudicado a mucha gente, entre ellos a nosotros. Habíamos firmado contrato con egresados de San Basilio, Coronel Moldes, Bulnes, Sampacho, La Carolina El Potosí y Achiras. Les digo que no era una fiesta por colegio, sino tres o cuatro, de acuerdo a la especialidad. Bueno: todo quedó momentáneamente suspendido".

¿Los familiares de los jóvenes habían pagado la fiesta?, consultó Puntal. "En la mayoría de los casos sí", respondió Peruchini, quien recordó que en algún momento habló con quienes lo habían contratado y nadie quiso recibir la devolución del dinero invertido. "Sólo queremos que la fiesta se haga así tengamos que esperar hasta el año que viene", repiten los estudiantes.

“Cuando lleguen las autorizaciones, las fiestas se harán sí o sí, es lo que todos estamos esperando", aseguró este conocido animador y organizador de reuniones.

Los viajes a Bariloche o Brasil

No menos preocupante es la situación de aquellos que hace un par de años vienen realizando pagos para el viaje de fin de curso.

El técnico superior en Turismo Juan Pablo Merlo desde hace unos años se desempeña en agencias de viaje tanto de Río Cuarto, Córdoba como de San Luis (hasta la llegada de la pandemia), entre otras.

"Indudablemente que todo esto generó múltiples problemas a los egresados. No obstante, por la información que disponemos, la gente que debería haber viajado a fines de junio de este año, en que habitualmente arranca la temporada, la Secretaría de Turismo de la Nación en forma conjunta con la ciudad de Bariloche, tienen como fecha estimativa al 15 de septiembre como inicio de temporada".

Merlo dijo que Brasil es otro de los destinos que se comercializa mucho pero hoy está un poco más complicado. Al riesgo sanitario se suma además que estos viajes se abonan a valor dólar. “Hay gente que hace dos años comenzó pagando a valor dólar una determinada cotización y van a terminar pagando quizás más del doble de acuerdo a lo que en la actualidad vale la moneda norteamericana", afirmó.

Algunos padres se animan a decir que de no hacerse la fiesta o el viaje hasta fin de año, será difícil pensar en encararlos a principios del 2021, puesto que para este tiempo estarán afrontando un nuevo proyecto que implicará también nuevas inversiones pensando en el futuro de sus hijos. “Tenemos que pensar que se van a ir a estudiar, y hay que alquilar un lugar, y se avecinan otros gastos”, asumen.

Los egresados 2020 no desisten y se ilusionan con terminar el año festejando. Sus familias acompañan y esperan tener definiciones al menos antes de noviembre.