Policiales | FPA |

Una pareja detenida en Banda Norte con 350 ladrillos de marihuana

El procedimiento de la Fuerza Policial Antinarcotráfico se realizó en una casa de Santa Fe al 1800. El operativo se inició en peaje de Piedras Moras cuando la Policía Caminera detectó estupefacientes en un Volkswagen Bora

Un duro golpe al narcotráfico realizó ayer la Fuerza Policial Antinarcotráfico en un procedimiento realizado en domicilio de Banda Norte, con el secuestro de 350 ladrillos de marihuana compactada, que equivale a un cuarto de tonelada de droga, con una pareja detenida e imputada de tenencia con fines de comercialización de estupefacientes.

El lugar funcionaba como depósito para la posterior distribución de la droga, que estaba guardada en el garaje de la vivienda de calle Santa Fe al 1800.

Todo comenzó en la madrugada de ayer cuando la Policía Caminera controló un Volkswagen Bora que era conducido por un hombre de 36 años, con domicilio en nuestra ciudad, en el peaje de Piedras Moras.

Marihuana Banda Norte10.jpg
Los ladrillos de marihuana compactada estaban en el garaje de la vivienda de calle Santa Fe al 1800.

Los ladrillos de marihuana compactada estaban en el garaje de la vivienda de calle Santa Fe al 1800.

Al ser entrevistado por los efectivos, el riocuartense manifestó un comportamiento extraño y nervioso, lo que motivó a un control más profundo de los uniformados encontrando en el baúl del Bora dos ladrillos de marihuana y medio ladrillo de una sustancia de color blanco, que luego se corroboró que era cocaína.

En el operativo también encontraron unos 200 mil pesos, 262 dólares, 63 reales y 30 cheques.

El operativo se realizó en el kilómetro 724 de la autovía Juan Bautista Bustos, a la altura de la estación de peaje.

El conductor del automóvil quedó detenido en la alcaidía de la Unidad Departamental Río Tercero de la Policía.

En el procedimiento tomó intervención la FPA, por lo que se avanzó en la investigación y se dispuso allanar el domicilio del conductor del Volkswagen Bora, ubicado en calle Santa Fe al 1844 de nuestra ciudad, se informó desde el Ministerio Público Fiscal.

Con la correspondiente orden judicial, los agentes de la fuerza especializada allanaron ayer a las 14 la vivienda con el secuestro de unos 350 ladrillos de marihuana de distinta procedencia y calidades, con un peso superior a los 250 kilos.

La droga estaba en distintos pallets en el garaje del domicilio, a la vista de todos.

“Se trata del operativo antidrogas más importante de los últimos años en la ciudad. Es impresionante la cantidad que secuestramos”, indicaron integrantes de la Fuerza Policial Antinarcotráfico.

Tras el operativo realizado en la vivienda de Banda Norte, la pareja del conductor del Bora quedó detenida y trasladada a la Unidad Departamental Río Cuarto.

Un dato que llamó la atención de los investigadores fue que la mujer realizó en la mañana de ayer una denuncia en la Unidad Judicial Nº3 de Banda Norte sobre la desaparición de su pareja, quien había sido sorprendido con medio ladrillo de cocaína y dos de cannabis sativa.

La investigación exprés realizada en la mañana de ayer arrojó que el propietario de la vivienda y su pareja no tenían antecedentes por narcotráfico y no estaban siendo investigados.

La actividad principal era la venta de indumentaria, aunque no tenían un local al público y lo hacían de manera virtual, pero los investigadores solamente encontraron varias cajas con remeras y no había otras prendas, por lo que esa actividad era una pantalla.

Los detenidos fueron imputados del delito de tenencia con fines de comercialización de estupefacientes, aunque la figura puede modificarse con el avance de la investigación, indicaron desde la Fiscalía Móvil de Lucha contra el Narcotráfico, que está a cargo de Luis Pizarro.

En la vivienda también había varios electrodomésticos recientemente comprados, lo que indica que la explosión económica de la pareja se habría dado en los últimos tiempos.

En la vivienda no se secuestró una importante cantidad de dinero, aunque había anotaciones con cifras importantes del movimiento de la droga.

La causa seguirá en manos del Ministerio Público Fiscal, aunque por la magnitud del secuestro no se descarta que pueda pasar al Juzgado Federal de Río Cuarto.

Se especula que la droga se concentraba en el domicilio de Banda Norte y luego se distribuía en la ciudad y la región.