Nacionales | Gobernadores | reunión | Milei

Se suspendió la reunión de hoy con gobernadores

Anoche se postergó, en principio para el 4 de abril, fruto de algunas divergencias que aún hay en temas centrales. El encuentro iba a ser encabezado por Posse y Francos

Anoche a última hora se suspendió el encuentro entre funcionarios del Gobierno con un grupo de “gobernadores dialoguistas”, que se reprogramó, en principio, para el 4 de abril, ante la falta de entendimiento en temas centrales de lo que se volcará en la renovada ley ómnibus que la gestión de Javier Milei quiere enviar al Congreso, ahora con un mayor nivel de consenso o al menos más diálogo que durante su primera versión. Esto persigue la idea de avanzar más rápidamente en un acuerdo en torno a los ítems que contendrá la reconfigurada Ley Bases.

También se esperaba avanzar en el tratamiento del DNU y su paso por Diputados, una Cámara que definirá la suerte de ese instrumento mediante el cual el Gobierno modificó y derogó decenas de normativas, como la Ley de Alquileres, por ejemplo. La reunión, además, estaba enmarcada en el camino hacia el Pacto de Mayo, convocado para el 25 de ese mes en la capital provincial.

Iba a ser el segundo encuento tras la reunión del 8 de marzo que sirvió de puntapié inicial y donde los mandatarios tomaron nota sin mayores consecuencias.

Vale destacar que la convocatoria tenía confirmados sólo a los más cercanos a la Casa Rosada o aquellos con los que el Gobierno cree que tendrá más posibilidades de éxito en su intención de acordar. Por eso habían sido invitados los integrantes del PRO: Jorge Macri (CABA), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Claudio Poggi (San Luis), Ignacio Torres (Chubut) y Marcelo Orrego (San Juan).

Entre los puntos que vienen destacando las provincias está uno que marca el sendero que creen más eficaz para que la normativa del Gobierno pueda abrirse paso en el Legislativo: “Los libertarios deberán entablar diálogo con los bloques legislativos, ya que en especial en Diputados”, la dinámica no responde de manera lineal a los jefes provinciales, insistieron algunos gobernadores.

El punto central que hoy frena el nuevo proyecto está dado por Ganancias: mientras Milei insiste en reinstaurar la cuarta categoría para darle un alivio fiscal a las provincias (se trata de un tributo coparticipable), los gobernadores no quieren cargar con ese costo y proponen distribuir otro impuesto, como el que grava las transacciones bancarias.

En términos regionales, los patagónicos ya entraron en franca confrontación con Milei y fueron importantes en el rechazo del DNU en el Senado, ya que aportaron cinco votos clave para acompañar a Unión por la Patria. Además, esta convocatoria se da en la previa del encuentro de mañana en Salta, donde volverán a reunirse los diez mandatarios del Norte Grande con una agenda marcada por los reclamos por fondos, como subsidios energéticos, al transporte y educativos. Allí podría estar nuevamente el ministro del Interior, Guillermo Francos, tal como ocurrió la última vez con los gobernadores de esa región.