Deportes | Gran Premio de la Montaña |

Gran actuación de los riocuartenses en el XX Gran Premio de la Montaña Histórico

Los tres binomios que representaron a nuestra ciudad terminaron en podios de la general y de sus categorías

El XX Gran Premio de la Montaña histórico se corrió entre viernes y sábado en caminos de la serranía cordobesa, bajo la modalidad regularística de GPA (Gran Premio Argentina), una especialidad que se corre con velocidades y tiempos impuestos y se controla a la centésima de segundo.

La clasificación general fue ganada por Moises Osman-Maximiliano Osman (Toyota Celica 1981) con un tiempo total de 10h.29m.06s.82, segundo finalizó el riocuartense Enrique Lukasiewicz-Sergio Serrichio (Fiat 1500 Berlina 1969) a 21 centésimas y Carlos Berisso-Horacio Riccio (Fiat 600E) a 22 centésimas.

Esta clasificación general es para los que compiten en la modalidad odómetro y los dos primeros pertenecen a la Clase “D”, logrando Lukasiewicz-Serrichio el segundo puesto en ambas clasificaciones.

lukasiewicz_cerrichio_2_gpm.jpg

Impresionante toma del Fiat 1500 1969 de Lukasiewicz-Serrichio, segundos en la Clasificación General y la Clase D en el Gran Premio de la Montaña

En la modalidad velocímetro participaron Raúl Stronati-José Eduardo Nini (Peugeot 404 1974), ocupando la 4º posición a 32s.55/100 del ganador de la especialidad, ocupando la 12º posición en la general de la Clase E y la tercera posición entre los que compiten en la misma Clase en Velocímetro.

image.png

Stronati_Nini (Peugeot 404 1974), cuartos clasificación general en la modalidad velocímetros

El debutante Carlos Bianchi, navegado por el cordobés Edgardo Martoglio, en un Fiat 128 1971, finalizó 5º en la general de Velocímetros a 35s.33/100, ocupando la segunda posición en la clasificación general de la Clase C y fueron los vencedores de la Clase en Velocímetros.

image.png

Bianchi-Martoglio (Fiat 128 1971), quinto en la clasificación general de Velocímetros y segundos en la general de la Clase C y ganadores de la Clase C en Velocímetros

Se cerró una fecha muy difícil del Campeonato Argentino de GPA, una de las más difíciles del calendario, junto al Gran Premio Histórico, por las dificultades que presenta el correr en caminos de sierra con una velocidad impuesta y ruta abierta, donde la destreza de los pilotos y exactitud que tienen que tener los navegantes para lograr cumplir con los tiempos impuestos, haciendo recuperar el ritmo perfecto en todo momento, es muy complejo.