Regionales | Huinca Renancó | investigación | medidores

En medio de la investigación a la CEHR, la Justicia verificó medidores

Personal judicial y policial realizó un operativo en un comercio y se llevó el aparato. La Fiscalía de Instrucción confirmó que se trata de “actuaciones” en relación a la pesquisa que busca determinar si hubo irregularidades en el manejo de la Cooperativa Eléctrica

En Huinca Renancó, personal de la Policía Judicial y Policía de Córdoba llevaron adelante ayer procedimientos en relación a la investigación iniciada de oficio por el Fiscal de Instrucción, Marcelo Saragusti, a la Cooperativa Eléctrica (CEHR) de la ciudad. En el marco del avance de la pesquisa, los agentes efectuaron verificaciones en medidores de comercios.

El operativo se efectuó en la horas de la mañana y el movimiento policial causó sorpresa a los transeúntes al ver movimientos en la vereda de un negocio ubicado frente al Hospital Provincial sobre calle Uruguay, donde también estuvieron presentes operarios de la Cooperativa. Según trascendió, el aparato fue retirado del lugar.

Al respecto, desde la Fiscalía de Huinca se mantuvo cierto hermetismo acerca de los procedimientos, y ante la consulta de este medio solo se señaló que “son actuaciones conformes al avance de la investigación”, que cabe recordar, fue iniciada de oficio por el Saragusti en base a documentación acercada por parte de vecinos de la localidad en relación al funcionamiento de la CEHR.

La causa

Una supuesta situación irregular que involucra a la Cooperativa Eléctrica impactó a la opinión pública local cuando a mediados de mayo, la Fiscalía de Instrucción procedió a allanar las instalaciones céntricas de la entidad en calle Suipacha 272 y un estudio contable.

Al día siguiente y tras versiones que indicaban que se investigaba una defraudación millonaria, el fiscal actuante, Marcelo Saragusti, confirmó que se iniciaron actuaciones para tratar de determinar si hubo conducta delictual de parte de miembros de la Cooperativa en base a documentación presentada por un grupo de vecinos.

Ayer se efectuó el procedimiento en un negocio ubicado frente al Hospital Provincial sobre calle Uruguay.

En aquel entonces, el funcionario resaltó que pidieron la colaboración de la Dirección de Investigaciones Operativas (DIO), la cual interviene en “delitos complejos de difícil investigación. Se procedió al secuestro de documentación que obra como elemento de prueba”.

“Hay varios hechos que merecen profundizarse, prefiero no particularizarlos. Es una causa de compleja investigación que va a necesitar tiempo”, expresó Saragusti y aclaró: “No comenzamos a investigar a nadie en particular, por lo pronto no tenemos un sindicado en ningún hecho ilícito”.

Entre los hechos que se trascendieron públicamente como objeto de investigación se aludió a un supuesto fraude en medidores de energía, y sobre esta situación se habrían centrado los procedimientos de efectuados ayer.