Internacionales | incendio | Valencia |

Confirman que son nueve los muertos por el incendio en un edificio en Valencia

El trágico hecho ocurrió ayer por la tarde en el barrio valenciano de Campanar

Las muertes confirmadas por el incendio de dos edificios en el barrio valenciano de Campanar desciende a nueve, cuando se habían informado que eran diez, según una revisión del balance proporcionado por la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, al tiempo que la titular del Juzgado de Instrucción Nº10 lleva adelante la investigación para conocer las causas y circunstancias del episodio.

"La brigada científica de la Policía Nacional ha determinado durante el proceso de identificación que son nueve los cuerpos hallados hasta el momento", indicó Bernabé, la delegada del gobierno en esta región del este de España, en un mensaje publicado hoy en la red social X.

La brigada científica de la Policía Nacional ha determinado durante el proceso de identificación que son nueve los cuerpos hallados hasta el momento La brigada científica de la Policía Nacional ha determinado durante el proceso de identificación que son nueve los cuerpos hallados hasta el momento

Horas antes, Bernabé había informado del hallazgo de diez cuerpos, tras una primera inspección de los especialistas.

En aquel momento indicó que no se podía "descartar" que hubiera más fallecidos, ya que se iban a realizar "más inspecciones" y que la cantidad de personas desaparecidas "no estaba clara".

Poco antes del mediodía, varios bomberos equipados con trajes de protección pudieron acceder finalmente al interior de este edificio formado por dos bloques contiguos, completamente calcinado por uno de los incendios más graves de los últimos años en España, consignó la agencia AFP.

En tanto, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, se desplazó al lugar del siniestro y expresó su "solidaridad" y "empatía a los familiares" de las víctimas.

Además, horas antes escribió en su cuenta de X que se encontraba "consternado ante el terrible incendio en un edificio de Valencia".

Sánchez dijo que habló con las autoridades locales para "conocer de primera mano la situación y ofrecer toda la ayuda que sea necesaria".

"Quiero trasladar mi solidaridad a todas las personas afectadas", añadió.

Las temperaturas extremas que alcanzó esta construcción ubicada en el barrio de Campanar habían impedido que los servicios de emergencia entraran antes, obligándolos a trabajar desde el exterior.

La comisión judicial, compuesta por la magistrada, el letrado de la Administración de Justicia de su juzgado y cuatro equipos forenses se desplazaron al lugar del suceso para proceder al levantamiento de los restos mortales de cinco posibles víctimas, ordenar que se les realicen las correspondientes autopsias y se practiquen las diligencias necesarias para su identificación.

En tanto, la alcaldesa de Valencia, María José Catalá, dijo que hay "entre 9 y 15 personas que no están localizadas", según datos de la policía local y de residentes del edificio.

Y agregó que "alrededor de 105 personas tuvieron que ser realojadas".

El incendio se declaró ayer a las 17.30 horas (13.30 de Argentina) en el cuarto piso, antes de extenderse a una velocidad espectacular.

Asimismo, el presidente regional de Valencia, Carlos Mazón, dijo hoy a periodistas que quince personas fueron atendidas con lesiones de diversa consideración, entre ellas siete bomberos.

Seis de estas quince personas siguen hospitalizadas pero sus vidas no corren peligro, afirmó.

Las llamas consumieron casi por completo el edificio muy rápidamente, dejando impresionantes imágenes del predio, de dos bloques pegados y 138 apartamentos, construido hace poco más de una década.

En declaraciones a la televisión regional valenciana A Punt, la vicepresidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Valencia, Esther Puchades, atribuyó la voracidad del incendio a un revestimiento de poliuretano en la fachada, un material muy inflamable, como ocurrió en la tragedia de la torre Grenfell de Londres en junio de 2017, en la que fallecieron 72 personas.

El fuerte viento que afectó a Valencia, con rachas de entre 50 y 60 km/h en el momento del incendio, según la agencia meteorológica española (Aemet), dificultaba mucho las tareas de extinción.

Una mujer propietaria de una florería ubicada cerca del edificio incendiado dijo a la televisión pública TVE que se produjeron escenas de "caos", con "tráfico, policía, humo".

Otro vecino explicó que la construcción ardió a una velocidad increíble: "Era como si el edificio fuera de corcho", describió.

Las autoridades de la región del Mediterráneo español decretaron tres días de luto oficial, además de anunciar ayudas de varios miles de euros para que las familias que lo perdieron todo en la catástrofe puedan comprar ropa y comida.

La alcaldía de Valencia dijo que pondrá a disposición de las víctimas 131 apartamentos en un edificio que acaba de adquirir.

El partido de la Liga de fútbol entre el Valencia y el Granada, previsto el sábado, fue también aplazado.

En octubre de 2023, un incendio en unas discotecas de la vecina región de Murcia dejó trece muertos, en un siniestro por el que seis personas están imputadas.