Nacionales | inflación | INDEC | septiembre

La inflación se desaceleró al 6,2%, pero en el último año alcanzó el 83%

En lo que va de 2022, el costo de vida asciende a 66,1 por ciento. Nuevamente, el rubro prendas de vestir y calzado fue el que más aumentó: 10,6%. Le siguió bebidas alcohólicas y tabaco con una suba de 9,4 por ciento

Los precios minoristas subieron en septiembre 6,2%, y se desaceleraron respecto de agosto, cuando alcanzaron 7,4 por ciento, pero la inflación en el último año ya alcanzó al 83%, la cifra más elevada en tres décadas, según informó el Indec.

El relevamiento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del noveno mes del año - el más bajo de los últimos tres meses- mostró que el costo de vida, desde diciembre pasado, tuvo un aumento del 66,1%.

La suba en el sector de alimentos y bebidas no alcohólicas fue del 6,7 por ciento, volvió a superar el nivel general y fue el que más incidió en todas las regiones, dentro de la que se destacó el aumento de verduras, tubérculos y legumbres, aceites, grasas, manteca y frutas.

Escalada imparable

El rubro prendas de vestir y calzado, al igual que el mes anterior, fue el de mayor incidencia en el indicador con un aumento del 10,6 por ciento, pese a que la Secretaría de Comercio Interior acordó una lista precios con las cámaras del sector.

Le siguieron el rubro bebidas alcohólicas y tabaco, con una suba de 9,4%, por el impacto del alza de los precios de los cigarrillos; bienes y servicios, 6,8% y equipamiento y mantenimiento del hogar, que registró un avance del 6,0 por ciento, por el aumento salarial de trabajadores de casas particulares.

Posteriormente se ubicó la división transporte con un 5,8%, por las subas de las tarifas del transporte público, subtes, taxis y pasajes aéreos, entre otros, a lo que se sumó el arrastre que dejó el aumento de los combustibles a fines agosto.

Otros rubros

El rubro vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles aumentó 3,1%; el de salud 4,3%; comunicación 2,5%; recreación y cultura avanzó un 5,2%; educación 3,7% y restaurantes y hoteles 4,8 por ciento.

La región del Gran Buenos Aires (GBA) registró el menor nivel de inflación en septiembre con un 6,0%, mientras que el más alto fue el de la región Noreste con un 6,8%.

Las regiones Noroeste, Cuyo y Patagonia tuvieron el mismo aumento de 6,1% y por encima de ellas se ubicó la región Pampeana con un 6,3%.

En alimentos, el Gran Buenos Aires mostró el mayor aumento en todo el país con un alza de 7,1 por ciento, seguido de la región del Noreste con 6,8%; la Pampeana y la Patagonia igualaron el indicador en una suba de 6,7%, seguida de la de Cuyo con 6,4%, mientras que la del Noroeste tuvo el menor indicador en los precios del rubro con 5,3%.

En septiembre el indicador de inflación fue impulsado por los precios estacionales que registraron un alza del 11,7%, seguido por el IPC núcleo con 5,5%; el menor aumento del 4,5% lo mostraron los precios regulados.