Regionales | integracion | Huinca | inclusión

Huinca: alumnos realizan arreglos en la escuela especial y construyen espacios de inclusión

Se trata de jóvenes del Ipet 52, quienes llevan a cabo un proyecto de restauración e integran a estudiantes de la institución Ana Nicola en el trabajo. La tarea se hace semanalmente como parte de una materia del colegio técnico

Un grupo de estudiantes del Ipet 52 de Huinca Renancó participa del proyecto de restauración en la escuela especial de la localidad. Este esfuerzo, que empezó hace más de un mes, busca reparar los problemas de humedad en las paredes del establecimiento y promover la integración de los alumnos de la mencionada entidad en las tareas de mejoras. Esta semana se llevan adelante los últimos trabajos.

Cada miércoles, como parte de una materia del colegio técnico, los estudiantes se dirigen a la escuela especial y realizan las labores en conjunto con los alumnos locales. Esta actividad no solo mejora las condiciones edilicias, sino que también fomenta la interacción y el trabajo en equipo entre ambos grupos de estudiantes.

Además, la propuesta es clave para que los estudiantes del Ipet conozcan ámbitos laborales diferentes, proporcionándoles una valiosa experiencia práctica.

Para los alumnos del último año de la escuela especial Ana Nicola Anexo Huinca Renancó el proyecto impulsa la inclusión, y para los jóvenes del Ipet forma parte de un elemento fundamental que favorece las trayectorias escolares en la materia Formación Laboral, que se cursa en el último año. En este espacio curricular elegido se desarrollan contenidos, aprendizajes y actividades formativas en los que se trabajarán problemáticas que surgen en la construcción, situando al estudiante en ámbitos reales de trabajo, simulando las características y situaciones similares a las de una obra para la elección de los materiales.

El espacio curricular de “Materiales para la Construcción” integra el campo de la Formación Técnica específica profesional correspondiente al trayecto formativo del Técnico Maestro Mayor de Obras del Centro Educativo Ipet N° 52 “Carlos Pellegrini”.

A propósito, el profesor Joel Díaz, quien se encuentra a cargo de los alumnos del Ipet 52, habló con Puntal y expresó que la propuesta surgió a raíz que “se presentó una necesidad a través del anexo de la escuela especial porque tienen paredes con humedad, y los chicos de sexto año están trabajando el tema de construcción en seco, decidimos prestar el servicio para hacer el revestimiento de las paredes que presentan problemas”.

Cabe agregar que no es la primera vez que dicho centro educativo realiza este tipo de acciones ante diferentes necesidades de la comunidad. “La idea es sumar práctica y aprovechamos de hacerlo fuera de la escuela en donde haya necesidades como estas”, agregó.

En total son seis alumnos que realizan todos los miércoles estas actividades, en las que además surgen espacios de integración con los alumnos del Anexo que también se hacen partícipes de las tareas con supervisión del profe a cargo.

“Eliminación de barreras”

La coordinadora del anexo de la escuela especial, María Eva Salegas, aseguró que “esta experiencia didáctico-pedagógica de trabajar en espacios curriculares compartidos es muy valiosa para los estudiantes de ambas instituciones educativas. Es una práctica enriquecida en el compartir” y agregó que “la educación inclusiva está orientada a garantizar el acceso a conocimientos de calidad para todos los alumnos, asegurando la eliminación de las barreras y aumentando su participación para el logro de los mejores aprendizajes. También nos interpela a construir una escuela donde las políticas se concreten en prácticas educativas con estrategias pedagógicas diversificadas; donde todos sus miembros, ya sean estudiantes con o sin discapacidad, con dificultades de aprendizaje, con altas capacidades o con características de distinto tipo (cognitivas, étnico culturales o socioeconómicas, entre otras), puedan acceder al aprendizaje con equidad”.

La docente además destacó que el objetivo de desarrollar el proyecto de espacios compartidos para los estudiantes del último año de la institución Ana Nicola “es brindar escenarios de aprendizajes posibles para una visión de ambas escuelas abiertas a celebrar la diversidad, comprometidas con el mejor desarrollo de cada uno de sus integrantes -que hacen a su comunidad- se convierta en una realidad”.