Policiales | joven | secuestro | hombres

Una joven aseguró que la quisieron secuestrar: hubo otros casos

Una joven de 22 años publicó en las redes sociales que cuatro hombres que iban en un auto rojo la quisieron agarrar del brazo. Preocupación por esta situación que se repite en la ciudad

Una joven de 22 años aseguró que tres hombres pretendieron secuestrarla en los primeros minutos del viernes cuando caminaba por el centro de la ciudad, situación que se habría repetido en otros sectores en las últimas semanas, según advertencias realizadas en las redes sociales.

Oriana publicó: “Volvía caminando por calle Alvear a mi casa, y me empezó a seguir un auto rojo. Tres hombres me gritaron cosas durante una cuadra, iban despacito y en un momento escuchó que dos abren la puerta y se bajan”.

Volvía caminando por calle Alvear a mi casa, y me empezó a seguir un auto rojo. Tres hombres me gritaron cosas durante una cuadra, iban despacito y en un momento escuchó que dos abren la puerta y se bajan Volvía caminando por calle Alvear a mi casa, y me empezó a seguir un auto rojo. Tres hombres me gritaron cosas durante una cuadra, iban despacito y en un momento escuchó que dos abren la puerta y se bajan

“Empiezo a correr, uno me agarra del brazo me tironea y me caigo al piso. Empiezo a pegar patadas y a gritar. Aparecieron dos pibas corriendo, y a los segundos un patrullero”, tuiteó la estudiante universitaria.

En la continuidad de su relato, la joven escribió que estaban tapados y encapuchados de negro, se subieron al automóvil y huyeron del lugar. “Incluso con la puerta del baúl abierta”.

Oriana agradeció a dos mujeres que la ayudaron en un momento en que estaba muy shockeada: “Me salvaron, no se cómo agradecérselo porque entre la crisis y el shock jamás pregunté sus nombres”.

El modus operandi de los sujetos es similar al que han sufrido otras mujeres en los últimos días.

Oriana aseguró a Puntal que el hecho fue alrededor de las 0.50 de ayer luego de haber estado en un local nocturno de Alvear al 500. Iba hacia su casa ubicada a pocas cuadras de la Terminal de Ómnibus.

Admitió que todavía no realizó denuncia, ya que estaba muy shockeada por el momento que tuvo que atravesar.

https://twitter.com/OriMValdes/status/1527650619032489988

También reconoció que no recordaba con precisión si el hecho había sido por Alvear o había doblado hacia Cabrera por la crisis nerviosa que le tocó vivir.

Desde la Secretaría de Género de la Municipalidad se contactaron con la joven para poner a disposición los equipos multidisciplinarios.

En las últimas dos semanas se han expresado otras mujeres sobre situaciones similares en la zona céntrica de la ciudad.

El pasado 11 de mayo una joven subió a las redes sociales que en Maipú y Estado de Israel la “quisieron agarrar y subir a una una Kangoo de color gris” y aclaró que no vio la patente por el susto.

Agustina agregó que “eran cuatro personas distribuidas en las cuatro esquinas con barbijos y capuchas”, por lo que no les vio el rostro.

denuncia 1.jpg

“Estaba por cruzar la calle Maipú cuando se para la Kangoo al lado mío y estos cuatro hombres empiezan a caminar hacia mí. Un hombre que venía detrás mío advirtió la situación y me ayudó sacándome charla como si fuese un familiar, si no fuese por él me hubieran agarrado”, advirtió.

Agregó: “Tengan mucho cuidado, eran las 9 de la mañana en una calle muy transitada. Es una vergüenza que ni siquiera podemos ir tranquilas a trabajar”.

Estaba por cruzar la calle Maipú cuando se para la Kangoo al lado mío y estos cuatro hombres empiezan a caminar hacia mí. Un hombre que venía detrás mío advirtió la situación y me ayudó sacándome charla como si fuese un familiar, si no fuese por él me hubieran agarrado Estaba por cruzar la calle Maipú cuando se para la Kangoo al lado mío y estos cuatro hombres empiezan a caminar hacia mí. Un hombre que venía detrás mío advirtió la situación y me ayudó sacándome charla como si fuese un familiar, si no fuese por él me hubieran agarrado

Otro de los casos ocurrió la semana pasada en Mendoza al 500. Una joven comentó: “Me pasó algo horrible que solo de recordarlo me vuelve a temblar el cuerpo completo”, al indicar que cuando iba caminando hacia la casa de una amiga fue sorprendida por cuatro hombres vestidos de negro que intentaron acorralar, por lo que salió corriendo.

denuncia 2.jpg

“Y fue cuando reaccioné y salí corriendo lo más rápido que pude hasta llegar a un señor que bajaba de un auto; como pude, temblando y rota en llanto le pude explicar. Le señalé que aún seguían en la esquina y vimos cómo uno de ellos cerraba el baúl de un auto rojo y se fueron”.