Río Cuarto | Juan Schiaretti |

Ante el secretario de Agricultura, Schiaretti reclamó eliminar retenciones y mayor corte de etanol

El gobernador dijo que la Nación debe dar señales claras "como existen en Córdoba" y pidió cuidar e incentivar a los productores. Más de 2.500 personas lo seguían dentro y fuera del auditorio. Hubo coincidencias en que el maíz es "el grano de las oportunidades"

El gobernador Juan Schiaretti volvió a reclamar ayer dos decisiones por parte del Gobierno nacional vinculadas al agro: baja gradual de retenciones y compensación con Ganancias; además de un incremento en el corte de los biocombustibles al 20%, tanto etanol como biodiésel. El mandatario insistió con sus críticas a la última ley de combustibles renovables que el oficialismo aprobó a mediados del año pasado y que recibió fuertes críticas de parte del arco productivo por dejar en manos del secretario de Energía la decisión final sobre el corte obligatorio.

Schiaretti lo planteó durante la apertura del 1° Congreso Internacional de Maíz que se desarrolló en Córdoba y que contó con más de 3 mil asistentes en su primera jornada que comenzó a las 9 con paneles temáticos en tres salas en simultáneo y finalizó alrededor de las 17. Hoy continuará desde las 9.

Hubo disertantes brasileños y estadounidenses, además destacados nombres del país vinculados a la cadena del maíz y a su agregado de valor: desde representantes de cadenas cárnicas, energías y hasta paneles centrados en la huella de carbono y el aporte central del cultivo para reducir emisiones.

En la primera fila del acto inaugural, seguían las palabras del gobernador el secretario de Agricultura de la Nación, Juan José Bahillo; el presidente de Maizar, Pedro Vigneau; y el titular de la Bolsa de Cereales de Córdoba; además del ministro de Agricultura y Ganadería de la Provincia, Sergio Busso.

Maizar y Amaizados firmarán hoy a las 9:30 un convenio en el marco del Congreso Internacional para “crear red en torno al cultivo del que Córdoba es su principal productora”

“Es una alegría que este Congreso se haga en nuestra provincia porque si hay algo que caracteriza a nuestra Córdoba es la fuerza de nuestro complejo agroalimentario. Para nosotros fue, es y será la base del progreso cordobés. Por eso siempre cuidamos al hombre y la mujer de campo y defendemos sus intereses, para que puedan producir más. Y lo hacemos convencidos de que es uno de los motores centrales de nuestro progreso y además por la actitud, pues siempre buscan producir más. Cuando al campo le va mal, los productores aprietan los dientes e insisten; y cuando les va bien invierten todo aquí, en su explotación, en su pueblo o ciudad, o en tecnología”, destacó el gobernador desde un escenario dominado por grandes pantallas de fondo.

Luego, el gobernador fue repasando la evolución productiva de Córdoba y recordó que mientras hace 20 años se cosechaban 5 millones de toneladas de maíz en la provincia, hace 10 años la cifra trepó a 10 millones de toneladas para llegar en la actualidad a las 20 millones de toneladas.

En ese marco destacó que mientras Córdoba es la principal productora, la región centro explica el 60% del total nacional. Y allí remarcó que apenas el 25% de la producción nacional ingresa en un proceso de agregado de valor mientras el resto se exporta en grano. Y pidió mejorar esa ecuación.

“Toda la potencialidad del complejo maicero, para transformarse en una economía regional, está intacta si se dan las señales correctas para acompañar a los productores e industriales para producir más y transformar más”, enfatizó.

Y luego agregó: “Argentina es el cuarto productor mundial de maíz. Y cuando uno mira Estados Unidos, que es el primero, encuentra que transforma más del 80% de sus 400 millones de toneladas; el segundo es China con 270 millones de toneladas y Brasil con 100 millones de toneladas y transforma el 50%. Argentina, con las 50 millones de toneladas sólo transformamos el 25%. No hay ninguna razón para que no aumentemos la transformación. Necesitamos las señales correctas, como cuidar al productor, mientras se apuntala y promueve a aquellos que industrializan y agregan valor. En Córdoba lo hacemos”, lanzó Schiaretti.

Y remató: “Y lo que necesitamos es que desde la Nación haya la misma señal. No hay otro país en el mundo que tenga este impuesto que penaliza la inversión, como son las retenciones a las exportaciones agropecuarias. Córdoba plantea que deben bajarse de manera gradual e ir compensando con el impuesto a las Ganancias”, dijo y arrancó un cerrado aplauso en una sala colmada.

Por último, el gobernador se refirió a los biocombustibles: “El otro elemento que necesitamos que se modifique es la ley de biocombustibles en lo que hace al corte. Teníamos una normativa que garantizaba determinado porcentaje de corte, pero de la noche a la mañana resolvieron cambiarla y dejar a consideración del secretario de Energía cuál es el corte, un funcionario de nivel más bajo que el de un ministro. Lo que necesitamos para consolidar el crecimiento, en este caso del complejo maicero, son reglas de juego que sean permanentes. Precisamos que esté en la ley cuánto es el corte, no a consideración de un funcionario”, enfatizó.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal