Río Cuarto | jubilados | DNU | Holmberg

Amparo favorable para jubilados que pidieron revisar la suba de las prepagas

Él tiene 75 años y es diabético insulino dependiente; su esposa, de 65 años, es trasplantada hepática

La Justicia Federal de Río Cuarto dio ayer un primer paso favorable para los dos jubilados radicados en Holmberg que se presentaron en los tribunales para reclamar que la empresa de medicina prepaga dé marcha atrás con la suba de las cuotas a las que consideraron exageradas. Lo hicieron cuestionando la constitucionalidad de un conjunto de artículos del DNU impulsado por el gobierno de Javier Milei. Ayer, la Justicia les otorgó favorablemente el planteo.

De acuerdo a la presentación, en apenas 60 días las cuotas de su prepaga aumentaron 110% al pasar de 147 mil pesos a 318 mil entre diciembre y febrero, gracias a la vigencia del DNU que permitió por un lado liberar los precios del sector -dominado por un puñado de empresas- y por otro, darles la posibilidad de una acción ejecutiva para reclamar deudas a sus afiliados en un muy corto plazo.

La resolución de la Justicia Federal local planteó que “hasta tanto se resuelva el fondo de la cuestión, deberá” la prepaga “en forma inmediata y sin obstáculo administrativo alguno, suspender los aumentos dispuestos por la aplicación del DNU Nº 70/2023 del PEN (arts. 265, 267 y 269), limitándose a efectuar los aumentos autorizados por la autoridad de aplicación en los términos del art. 17 (no sustituido) de la Ley Nº 26.682 hasta tanto se dicte sentencia definitiva, debiéndose acreditar su cumplimiento en el plazo de 48 horas bajo apercibimiento de ley”.

Y agrega que “la medida ordenada alcanza a la readecuación del valor de la cuota del plan de salud del que es titular”, y también alcanza como beneficiaria a su esposa”.

Vale recordar que además de no encontrar relación la suba de la cuota de la prepaga con los ingresos de sus clientes, el fallo recuerda que los demandantes padecen diabetes (insulino dependiente), y su esposa es trasplantada hepática. De allí que el abogado patrocinante, Enrique Novo, había explicado que “estamos hablando de la salud, un derecho básico, que está claramente en riesgo”.

Por último, el fallo aclara: “La presente medida cautelar tendrá vigencia hasta que la sentencia dictada resuelva la cuestión de fondo”.