Río Cuarto | juicio | Wittouck | estación de servicio

Uno de los apoderados de la estación de servicio "Wittouck" va a juicio por administración fraudulenta

Adolfo Wittouck está acusado de desviar parte de los fondos recaudados en el shop de compras y ahora la Justicia confirmó el proceso. El establecimiento cerró sus puertas de manera definitiva a principios de junio

El Juzgado de Control y Faltas número 1 confirmó la elevación a juicio de la causa por “defraudación por administración fraudulenta” contra uno de los apoderados de la estación de servicio “Wittouck” que, como es de público conocimiento, cerró definitivamente sus puertas a principios del mes pasado. Por lo tanto, ahora sólo resta saber cuándo será la fecha de inicio del juicio para dictar sentencia sobre un caso que se inició hace varios años.

En ese sentido, cabe recordar que tanto la venta de combustibles como el shop de compras operaban bajo la firma Las Sierras SRL, integrada por las sociedades comerciales El Recreo SRL y Ghama SRL (50% cada una), y que, tras detectar irregularidades, Mario Mura, en representación de la primera de las firmas, denunció a Adolfo Wittouck, apoderado de la segunda.

Pese a que Wittouck y sus abogados presentaron una acción para frenar la elevación a juicio dictada por el fiscal de Instrucción de Primer Turno, Pablo Jávega, el Juzgado de Control rechazó los argumentos del acusado y ratificó el pronto inicio del proceso, hecho que podría concretarse en el segundo semestre del 2022, luego de la feria judicial.

Los hechos

Como se mencionó anteriormente, Wittouck está imputado por defraudación por malversación fraudulenta, a raíz del comportamiento que habría tenido dentro de la sociedad.

Concretamente, el fiscal Jávega entiende que, luego de que el acusado se quedara con el manejo exclusivo y personal de la administración de toda la estación de servicio, desde marzo de 2015 y con el fin de perjudicar económicamente a una de las firmas (El Recreo) que integraban Las Sierras SRL, ejecutó distintas acciones ilegales.

“(Wittouck) efectuó gestiones e impartió directivas a empleados de la empresa de no facturar en forma correcta las ventas efectuadas en la tienda Full (shop de compras, no así en la venta de combustibles). Con esta maniobra –entre otras no establecidas por la instrucción-, logró disminuir contablemente las ventas efectivamente realizadas y así perjudicar económicamente a El Recreo SRL, al no percibir ésta las ganancias –en porcentajes que le corresponde- de la totalidad de las ventas realizadas, ya que implementó y así ordenó a los empleados no facturar un gran porcentaje de las ventas que a diario efectuaban con el fin de que no fueran registradas contablemente”, se expresó entre los argumentos de la elevación a juicio.

Wittouck efectuó gestiones e impartió directivas a empleados de la empresa de no facturar en forma correcta las ventas efectuadas en la tienda Full (shop de compras, no así en la venta de combustibles). Con esta maniobra –entre otras no establecidas por la instrucción-, logró disminuir contablemente las ventas efectivamente realizadas y así perjudicar económicamente a El Recreo SRL Wittouck efectuó gestiones e impartió directivas a empleados de la empresa de no facturar en forma correcta las ventas efectuadas en la tienda Full (shop de compras, no así en la venta de combustibles). Con esta maniobra –entre otras no establecidas por la instrucción-, logró disminuir contablemente las ventas efectivamente realizadas y así perjudicar económicamente a El Recreo SRL

El conflicto judicial entre los referentes de las firmas que formaban parte de la sociedad que manejaba la estación de servicio que más combustibles líquidos vendía en Río Cuarto salió a la luz a partir del cierre del establecimiento.

En aquella oportunidad, Wittouck declaró a Puntal: “Hemos cerrado las puertas porque YPF no nos va a renovar el contrato a raíz de un conflicto societario”.

Sin embargo, Mura remarcó que “el señor Wittouck no es socio”, y que “tanto él como yo somos apoderados”.

“El 13 de junio vence (venció) el contrato. Las sociedades se disuelven porque expira su plazo de vida. Estamos en manos de la Justicia por supuesta administración fraudulenta. Mi representado hace 8 años que no cobra un centavo”, expresó Mura a este diario el 3 de junio pasado al referirse a la clausura del negocio.

Más allá de la disputa que ahora deberá resolver la Justicia, el cierre dejó sin trabajo a 35 personas, situación que generó una fuerte conmoción en la ciudad de Río Cuarto.