Provinciales | Juntos por el Cambio | concejal | narcotráfico

Otra candidata a concejala de Juntos por el Cambio en Córdoba vinculada a narcos

Es el segundo caso en la misma boleta en la Capital

Continúa la polémica por la vinculación de candidatos de Juntos por el Cambio con causas de narcotráfico en Córdoba. El primer hecho apuntó contra un aspirante a concejal, Christian Chesarotti, con uno de sus hermanos detenidos por presunta venta de drogas. En las últimas horas, trascendió que otra integrante del partido tendría una pareja imputada por hechos similares.

Se trata de Jessica Rovetto Yapur, la concejal número 10 en la lista del candidato Rodrigo de Loredo, postulante a la intendencia de la ciudad de Córdoba. Según trascendió en las últimas horas, su pareja, Lucas Agüero, está imputado como miembro de una banda narco.

La investigación de la Fuerza Policial Antinarcotráfico indica que la banda fue capturada cuando manipulaban 270 kilos de marihuana. En aquel momento, Agüero fue detenido en su domicilio de barrio San Rafael, el mismo que comparte con su pareja, Rovetto Yapur, quien también es su abogada defensora. “Política, abogada, maestría en Economía Política, candidata a concejala por Juntos por el Cambio y dirigente del Pro Córdoba”, reza el perfil de Instagram de la candidata Jessica Tamara Rovetto Yapur. De acuerdo a lo trascendido, la dirigente tendría un hijo con el procesado Lucas Agüero. Hasta el momento, el candidato a intendente Rodrigo de Loredo no se ha referido a esta relación ni tampoco hay declaraciones de Rovetto Yapur. Desde Juntos por el Cambio anticiparon que “se analizará la situación” de la aspirante.

El caso que involucra como supuesto implicado en casos de narcotráfico a la pareja de Rovetto Yapur es el descubrimiento de un traslado de estupefacientes entre las provincias de Salta, Mendoza, Buenos Aires y las ciudades de Villa Carlos Paz y Córdoba. Maximiliano Hairabedian, fiscal federal, habló al respecto en radio 95.1 y detalló: “Agüero ya está procesado y tiene una acusación formal de la fiscalía por integrar un grupo que se dedicaba al narcotráfico. También está imputado en el traslado de un cargamento de droga, de haber realizado lo que se dice ‘la punta’, que es en forma de custodia”. En este sentido, el fiscal precisó que la investigación se inició en 2021 y que Agüero estuvo detenido en ese momento. Aún así, no relacionó a la candidata a concejala con ninguna de las causas de su pareja. El funcionario judicial también explicó que "ningún expediente se arma para afectar a un candidato". En ese sentido, destacó que el caso se remite a un par de años atrás.

La causa

Hace poco más de un mes, el antecesor de Sánchez Freytes, Sergio Pinto, había elevado parcialmente el expediente contra el presunto líder narco, Eugenio Andrés Cavas, y otros imputados, ya que el fiscal Maximiliano Hairabedian aún investiga otros hechos. Sin embargo, el Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba “bajó” la elevación, ya que no aceptó la elevación parcial. Pinto envió a juicio a Cavas por la supuesta organización y financiación de estupefacientes para su venta, transporte de estupefacientes agravado, tenencia con fines de comercialización, violación de medidas sanitarias, uso de documento público falso y uso de documento ideológicamente falso. En la nómina de imputados aparecen su mano “derecha”, Fernando Jorge Peralta; los supuestos financistas de Cavas, Ramón Eduardo Barrionuevo y su esposa Mariela Rosa Couly, y Fernando Daniel Cainzo (los únicos cinco detenidos en la causa), presunto “empleado” de Cavas, todos por supuesta organización y financiación de la droga. A Cainzo se le endilgó además el transporte agravado y la tenencia para comercialización. Además fueron acusados el presunto subordinado de Barrionuevo, Tomás Sarmiento, y Lucas Luciano Agüero (se le agregó la figura de presunto transporte agravado de drogas).

"La oportunidad está en la respuesta"

Por Marcos Jure. Redacción Puntal.

Las campañas electorales suelen ser oportunidades. No tanto para conocer propuestas o proyectos sino para saber dónde están posicionados los candidatos, qué defienden y qué posturas representan. Pueden ser instancias anodinas, controladas al extremo o, al contrario, pueden servir para mostrar realidades que permanecían ocultas.

El proceso electoral que está en marcha en Córdoba capital introduce un elemento nuevo en la provincia: el narcotráfico ya no es sólo un tema de campaña sino que se ha revelado un entramado, al menos en algunos casos particulares, entre la política y la droga. Es un profundo cambio de configuración.

Primero fue Luis Juez quien, después de perder la elección provincial del 25 de junio, lanzó al aire la acusación de que en Córdoba se repartía droga a cambio de votos. Pero esa afirmación, que no se sostuvo con pruebas ni denuncias, tuvo una derivación seguramente impensada para el excandidato a gobernador: ahora, es la lista de Juntos por el Cambio que pelea por la intendencia de Córdoba la que debe enfrentar episodios en los que la política y el narcotráfico se entremezclan, se confunden.

Primero trascendió que la pareja de un candidato a concejal pidió que le restituyeran 60 mil pesos incautados en un allanamiento por narcomenudeo. Pero el caso que más revuelo está generando es el de Jessica Tamara Rovetto Yapur, una abogada del Pro que ocupa el décimo lugar en la lista de concejales de Rodrigo de Loredo y que es pareja y abogada de un hombre implicado y procesado en una megacausa narco. Su pareja, Lucas Luciano Agüero, enfrenta una acusación por la organización y financiación de tráfico de estupefacientes. La candidata a concejala defiende a su novio en esa causa.

La política de Córdoba, que venía tratando la cuestión narco desde el punto de vista del diagnóstico, ahora ve que las derivaciones son menos teóricas, no tan ajenas, sino que se han revelado situaciones que implican la coexistencia entre la política y el narcotráfico. Hasta ahora, el propio De Loredo y Juntos por el Cambio han desestimado las acusaciones diciendo que es una jugada sucia en medio de la campaña. Sin embargo, la causa existe, Rovetto Yapur es candidata a concejala con altas chances de ingresar al Poder Legislativo y la respuesta puede ser de todo menos liviana.

El caso no sólo requiere una postura política clara de De Loredo y de la fuerza política Juntos por el Cambio sino que además genera interrogantes sobre cuál puede ser el encuadramiento institucional y jurídico en estos casos. Por ejemplo, ¿cómo va a cumplir con la ley de ética pública Yapur en el caso de que sea concejala y abogada de su novio procesado en una causa narco? ¿No hay además elementos suficientes para que haya una vinculación entre la causa judicial y la ley de Financiamiento de los Partidos Políticos? En Córdoba capital, este mismo año, se votó la ordenanza que obliga a los funcionarios municipales a realizarse exámenes toxicológicos para saber, con resguardo de identidad, si han consumido o consumen estupefacientes de algún tipo. Existe la legislación pero la aplicación todavía es una materia pendiente.

En campaña, todos los candidatos han asegurado que el narcotráfico está creciendo en Córdoba. Y que hay que frenarlo. Ahora, no ante la generalidad sino ante casos específicos, la oportunidad está en la respuesta.