Regionales | Justicia | familia | amor

Deheza: la familia de acogimiento de Gina recurre al ministro de Justicia

Gaspar y Paola confirmaron que se comunicaron con el funcionario y le enviarán documentación respecto del caso. Aseguraron que nunca existió vinculación previa con la familia adoptiva y criticaron el procedimiento

El caso de Gina, la pequeña dehecina de 15 meses que fue retirada de su hogar de acogimiento, causa conmoción en toda la región. Sus papás de guarda, Gaspar y Paola Recosta, sostuvieron que los procedimientos tanto del Juzgado de Menores como de Senaf no fueron los correctos, y que nunca tuvieron vinculación previa con la familia adoptiva e incluso desconocen su identidad. Ambos confirmaron que se comunicaron con el ministro de Justicia, Julián López, para enviarle la documentación respecto de los encuentros que mantuvieron con el equipo técnico de la Justicia.

“Si soy familia de acogimiento para darle alimento, cuidado y amor también soy familia de acogimiento para defenderla”, dijo el hombre a Radio Vos.

Gina tuvo amor, contención, acá se crió con sus hermanas, sus papás, sus tíos y sus abuelos. La única diferencia que tuvo Gina en mi casa es que no estuvo en mi vientre. A mí me quitaron a una hija de una manera horrible. Gina tuvo amor, contención, acá se crió con sus hermanas, sus papás, sus tíos y sus abuelos. La única diferencia que tuvo Gina en mi casa es que no estuvo en mi vientre. A mí me quitaron a una hija de una manera horrible.

En este sentido, refutó los dichos de la titular de la Senaf, Estela Larrante, quien había señalado que la familia no se había presentado ante los llamados de la Justicia y aclaró que mantuvo dos encuentros con el equipo técnico en la ciudad de Córdoba, donde simplemente dio detalles acerca de cómo se encontraba la niña y se actualizaron datos.

todos por Gina Deheza.jpg

Además negó que hubiera existido una vinculación previa con la familia adoptiva, a la cual recalcó que no conocen, sino que el martes pasado -según advirtió-, sin previo aviso, le quitaron a Gina y se la entregaron a sus padres adoptivos.

Por última vez

Paola, en un desgarrador testimonio, contó cómo fue el último contacto con la beba. “Fue muy duro para nosotros, que fuimos sin saber cómo iba a ser la situación. Una psicopedagoga o psicóloga nos hizo dejar a Gina en una habitación pequeña donde había juguetes. Yo me senté a jugar con ella durante 5 minutos, mientras ellos llevaban sillas donde estaba el juez, porque decía que éramos muchos. Esto era para que yo dejara a Gina en esa habitación, ellos lograron sacarme de ahí. Después, cuando escucho los gritos de Gina del otro lado de la pared, me levanto delante del juez porque él nos estaba explicando de leyes. Me levanté desesperada y entré a la habitación donde yo había dejado a la nena, ahí estaban haciendo esa vinculación que no se había hecho nunca. Esa vinculación fue el martes, durante minutos, yo logré calmar a la nena, me la volvieron a quitar y me dijeron: ´Tenés que salir´, y de ahí no me la dejaron ver más”, narró.

Al respecto, Gaspar comentó que recibió una llamada de una persona que fuera de Tribunales filmó el momento en que Gina salía del Juzgado desconsolada junto a la familia adoptiva. “Es muy fácil manejarse con personas que no se pueden defender, que son vulnerables y que no se las escucha porque son criaturas”, fustigó.

Paralelamente, la mamá de acogimiento señaló que si bien conocían el procedimiento y sabían que en algún momento se podía producir la adopción, sostuvo que el accionar de la Justicia y Senaf fue incorrecto ya que no se respetaron los derechos de la nena. “Sabemos que es una situación difícil de la que nosotros estábamos informados pero hacerlo de esta manera tan fría, decirnos que nosotros somos instrumentos de la Justicia; no, nosotros somos una familia. Gina tuvo amor, contención, acá se crió con sus hermanas, sus papás, sus tíos y sus abuelos. La única diferencia que tuvo Gina en mi casa es que no estuvo en mi vientre. A mí me quitaron a una hija de una manera horrible”, aseguró.

Paola señaló que el mismo juez Mariano Correa les dijo “que el sistema nos había abandonado”. “Nos dijo que deberíamos haber preparado a nuestras hijas de otra manera. No sé en qué momento porque nos citaron el lunes para presentarnos el martes y nunca supimos que íbamos a tener que dejar a la nena”, subrayó.

En tanto, respecto de la intención de adoptar a Gina, Gaspar sostuvo que siempre estuvo en sus planes, no obstante señaló: “El sistema es claro: la familia de acogimiento no tiene esa posibilidad, a pesar de que hay jurisprudencia en otras provincias de que ha pasado y se ha avalado”.

Asimismo, recalcó que “desde el momento en que Gina empezó a tener un vínculo dijimos: ´Es una hija más´, pero si eso no se daba, por lo menos queríamos poder acompañar a Gina, no de esta manera atroz, sino que las cosas se hicieran bien”.

las más leídas