Nacionales | kicillof | pedido | seguridad

Niegan que Fernández le haya pedido a Kicillof que eche a Berni

El Gobierno desmintió ayer que el presidente Alberto Fernández haya pedido al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la renuncia del ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, por los reiterados cruces con la titular nacional del área, Sabina Frederic.

"Quiero desmentir la publicación de un supuesto pedido del Presidente de la Nación para que solicite el alejamiento de su cargo al ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni", remarcó el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro.

El funcionario nacional se expresó de esa manera a través de su cuenta de Twitter, luego de que volvieran a circular versiones sobre el presunto planteo del mandatario a Kicillof para que desplace de su Gabinete al titular de la cartera de Seguridad.

"Nunca existió ese pedido", insistió el referente de La Cámpora.

Los reiterados cruces entre Berni y Frederic comenzaron apenas iniciada la gestión del Frente de Todos y, pese a los intentos de acercamiento que hizo Kicillof en varias oportunidades, el vínculo se mantiene igual: en ese marco, desde comienzos de años circulan rumores sobre la supuesta intención del jefe de Estado de terminar con la situación mediante el alejamiento del ministro bonaerense.

En tanto, fuerzas federales comenzaron a desplegarse ayer en zonas del Gran Buenos Aires con el objetivo de frenar la ola de inseguridad que se registra en medio de la pandemia de coronavirus.

Kicillof cerró un acuerdo con la ministra Frederic para reforzar la presencia de efectivos en zonas calientes del Gran Buenos Aires, donde se registró en las últimas semanas un súbito aumento de delitos comunes y criminalidad, en paralelo a la agudización de la crisis económica que se desprende del aislamiento social, preventivo y obligatorio a causa de la pandemia de Covid-19.

La decisión oficial generó cierto malestar en distritos que son gobernados por la oposición y que no se vieron beneficiados con el despliegue de efectivos, como Lanús, cuyo intendente, Diego Kravetz, reclamó por sentirse discriminado.