Internacionales | Kiev | edificio | heridos

Bajo bombardeo, Kiev impone un nuevo toque de queda desde hoy hasta el miércoles

Desde que comenzó la guerra se estima que casi 3,5 millones de ucranianos abandonaron el país, la mayoría hacia el oeste.

Al menos ocho personas murieron en un bombardeo ocurrido esta madrugada en un centro comercial de Kiev, cuyo alcalde instaurará un nuevo toque de queda desde hoy y hasta el miércoles próximo a la mañana, mientras las fuerzas rusas intentan rodear la capital en el vigésimo sexto día de la invasión.

El alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, anunció que instaurará un nuevo toque de queda a partir de hoy por la noche hasta el miércoles por la mañana y dijo que el ataque causó la muerte de al menos ocho personas.

"Comenzará hoy a las 20 (las 15 en la Argentina) y durará hasta las 7 (las 2 de la Argentina) del 23 de marzo", escribió el ex campeón del mundo de boxeo en su cuenta Telegram.

"Los comercios, farmacias, estaciones de servicio, establecimientos no estarán abiertos mañana", precisó y agregó: "Pido a cada uno de ustedes quedarse en casa o en refugios en el momento en que suenen las sirenas".

Kiev, a la que las fuerzas rusas buscan cercar, ya decretó varios toques de queda.

El último de ellos duró 35 horas la semana pasada, del martes por la noche al jueves por la mañana.

Previo al anuncio de Klitschko, la agencia de noticias AFP había informado que seis cuerpos yacían hoy fuera del centro comercial Retroville, en el noroeste de Kiev.

El lugar fue alcanzado por una fuerte bomba que pulverizó los vehículos estacionados en el lugar y dejó un cráter abierto de varios metros de largo frente al edificio de diez pisos, que quedó carbonizado.

Tras el ataque de anoche, toda la parte sur del centro comercial quedó destruida, al igual que un gimnasio en el estacionamiento, añadió el reporte en el lugar de la agencia noticiosa francesa.

Bomberos y militares buscaban esta mañana otras víctimas entre los escombros.

Previamente, por la noche, los servicios de emergencia indicaron que "tiros enemigos" habían provocado un incendio en varios pisos del centro comercial, en el distrito de Podilski.

Publicaron imágenes de una cámara de vigilancia que mostraba una enorme explosión y una nube en forma de hongo, seguida de una serie de deflagraciones menores.

Los bomberos sacaron de los escombros del edificio a al menos un hombre cubierto de polvo, según las imágenes de video publicadas por los servicios de rescate.

Los residentes de un edificio de apartamentos cercano, cuyas ventanas volaron por la explosión, dijeron que habían visto un lanzacohetes móvil cerca del centro comercial varios días antes.

Kiev ha sido blanco de numerosos ataques la semana pasada, incluyendo uno ayer contra un edificio residencial que dejó cinco heridos.

El presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, dijo que 7.295 ucranianos fueron evacuados de las zonas de combate ayer, incluidos casi 4.000 de Mariupol.

Desde que comenzó la guerra se estima que casi 3,5 millones de ucranianos abandonaron el país, la mayoría hacia el oeste.

Hasta el viernes último la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) llevaba certificadas 2.246 bajas civiles en el país, incluidos 847 muertos y 1.399 heridos.

Funcionarios ucranianos dicen que miles de civiles han muerto.

La oficina del Fiscal General de Ucrania informó el sábado que 112 niños murieron desde que comenzaron los combates, y otros 140 resultaron heridos.