Regionales |

La Gilda: reclaman por el mal estado del camino y paralización de obras

Los vecinos protestaron en el cruce con ruta 8. Aseguran que con las lluvias quedan aislados. Señalan que hace dos meses se frenaron las tareas de mejoramiento "sin explicación"

Los vecinos de la zona de La Gilda y San Ambrosio se manifestaron hoy en el cruce de ruta 8 y el Aeroclub Río Cuarto donde inicia el camino de acceso, en reclamo por el mal estado del trazado y la paralización de la obra de mejoramiento en esta vía de circulación entre los pueblos.

Afirman que hace dos meses se frenaron los trabajos y esta situación agravó los problemas para transitar cuando llueve, ya que se forman lagunas y cárcavas imposibles de sortear para los vehículos. Expusieron que ante una emergencia médica no pueden salir, hecho por el que también resultan perjudicados docentes y alumnos que asisten los centros educativos de la zona.

“Realmente nos han damnificado de una manera terrible. Comenzaron con el proyecto hace un año porque empezó en noviembre de 2021, venía superlento, el trabajo no se hacía como debía ser, ya notábamos que los tiempos no iban a ser los estipulados, veíamos que se venía trabajando mal. Nos sacaron todas las alcantarillas que había, por ende los días de lluvia este camino -que es el único que tenemos para transitar- es un desagüe porque baja todo del camino grande que está más alto; ellos empezaron a levantarlo, pero el problema es que dejaron todo así y no volvieron”, describió a Puntal, Bibiana Editch, habitante de La Gilda.

Cabe señalar que la obra aludida por la vecina es la que incluía tareas de mejoramiento en trazados de la zona rural de La Gilda, San Ambrosio y La Brianza; específicamente en tramos de los caminos S-280 y S-237, que unen la ruta nacional N° 8 con las localidades mencionadas.

La ciudadana mencionó que el trayecto más complicado hoy abarca unos 10 kilómetros en el sector de La Gilda, ya que fue el lugar intervenido por la empresa adjudicada y donde los trabajos quedaron inconclusos. “Este camino ya viene con problemas de larga data por mal mantenimiento, nunca se hicieron las cosas bien pero al menos antes teníamos dos lagunas que ya las conocíamos y pasábamos, pero ahora tenemos seis lagunas que se nos hacen y son impresionantes. Agravando esto cuando rebalsa la calle, baja hacia los campos, o sea que no solo nos afecta a nosotros sino que también afecta a los establecimientos rurales que están más bajos que el camino que levantaron”, fustigó la mujer.

En este sentido, se quejó: “La empresa que estaba haciendo la obra levantó de un día para otro las máquinas sin dar ninguna explicación de qué pasó, nos dejaron todo sin terminar con semejantes albardones de tierra arriba. O sea que ni siquiera nos dieron una solución o alternativa para poder transitar”.

Camino La Gilda 3.jpg

“Quedamos aislados”

Son tres las escuelas que funcionan en esta región, dos primarias y el secundario en San Ambrosio, por lo que la comunidad educativa se ve completamente afectada cuando se producen lluvias, según afirmó la vecina de La Gilda. “Las maestras veían cómo podían hacer para poder llegar a dar clases, si subían y pasaban por arriba (trayecto alternativo), pero no se trata de esto porque es una vía que no está habilitada, es decir que si a ellas les sucede algo ahí arriba nada les cubre. Y por el camino que ellas pueden ir no se puede pasar”, explicó.

Si bien para llegar a los centros educativos hay otro trazado, que es “el del enterramiento”, precisó: “A nosotros nos queda al otro lado y está complicado porque también está lleno de lagunas, transitan muchos camiones. De un lado o de otro es muy difícil circular”.

Paralelamente, las emergencias médicas también se vuelven un grave problema porque, dado el mal estado del camino, no se puede ingresar ni salir de las poblaciones. “Mi esposo tiene problemas de salud y desde la semana pasada tenemos que ir a Córdoba, si tenemos una urgencia un día de lluvia nadie nos puede socorrer y nosotros tampoco podemos salir. Hay gente grande, hay niños y en esta época hay chiquitos con problemas respiratorios, si les agarra un bronco espasmo no se puede salir”, subrayó.

Una solución concreta

“Tiempo pasado nos quejamos y mandaron una máquina para hacer una barrida, pero nosotros no necesitamos esto porque cuando vuelva a llover, al estar sin alcantarillas, estamos en la misma situación”, recalcó la mujer. Así, remarcó que pretenden “sí o sí una solución definitiva”: “Que terminen con el camino y que nos expliquen qué pasó porque una parte, según tenemos entendido, ya está paga y no tenemos idea de qué terminó pasando con esta empresa”.

En tanto, sobre quién debe hacerse cargo de la reparación del trazado, Bibiana comentó: “Tenemos entendido que, cuando la empresa adjudicada tomó la obra del camino mayor, quedó comprometida en hacer mantenimiento, por ende el Consorcio Caminero de Espinillo ya no se tiene que encargar. Por lo tanto, ahora nos dejaron sin el pan y sin la torta”.