Regionales |

Laboulaye se recupera del temporal pero 28 abuelos siguen evacuados

La localidad volvió a la normalidad tras los anegamientos que provocó la copiosa lluvia del domingo. El asilo permanece cerrado ya que se evalúan las condiciones de la red eléctrica.

“La situación se normalizó, el agua ha bajado completamente, pero hay que tener en cuenta que cayeron unos 120 milímetros en una hora y eso provocó serios problemas en las calles”, relató el intendente de Laboulaye, César Abdala, sobre la tormenta que se abatió en la mañana del domingo y que generó diversos inconvenientes a los habitantes. Asimismo indicó que el asilo “Juan Pablo II”, del cual fueron evacuados 28 abuelos, sigue cerrado.

Sobre el hogar de ancianos ubicado en calle Laprida, el mandatario manifestó que la problemática de filtraciones en las instalaciones se debió “a una mala distribución en las cañerías de desagües, ya que se trata de caños muy viejos”. 

Y detalló que los abuelos fueron llevados “a un predio que tiene un centro evangélico (Centro Familiar de Adoración)- que amablemente nos ofrecieron- y van a permanecer allí hasta que se revise bien la parte de la instalación eléctrica y de desagües del geriátrico municipal”. “En un par de días creemos que ya estará todo arreglado para volver a la normalidad”, explicitó.

Asimismo, confirmó que el Municipio no registró que hubiera otros evacuados en la población, ya que pese a la importante inundación en las calles “se logró escurrir rápidamente”. “Esta ciudad se sitúa en una llanura, que tiene escaso declive, pero pese a ello se pudo evacuar bien el agua. Hubo barrios en los cuales tardó un poco más pero en este momento la situación está controlada”, recalcó.

En este sentido, subrayó que “fue mucha cantidad de agua en poco tiempo y eso provocó los anegamientos. A las 10.30 comenzó la lluvia, fue una tormenta eléctrica al principio, y luego las precipitaciones se extendieron por casi una hora. Pero lo importante es que no hubo que lamentar personas heridas, ni con mayores daños; tampoco hubo autoevacuaciones, salvo la del asilo, que fue preventiva”.

Acerca de la situación en los trazados tras el anegamiento, explicó que “hay algunas calles que quedaron con mucho barro o restos de agua pero es normal cuando llueve mucho. Ya estamos trabajando para mejorar el sistema de calles de tierra; a veces se hace muy difícil por los costos que implica colocar asfalto u hormigón”. 

Ayer también precipitaba en las primeras horas y durante la tarde, por lo que Abdala admitió que algunas tareas de arreglo y mantenimiento de las vías se retrasarán hasta que mejoren las condiciones del tiempo. 

Cabe recordar que el mismo domingo, Bomberos Voluntarios de Laboulaye debió trabajar arduamente para realizar al menos 14 desagotes en distintos domicilios. La Municipalidad, por su parte, había solicitado a los vecinos que evitaran salir a las calles y, de tener que hacerlo, circularan con precaución.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Comentá esta nota