Política | Ley Bases | Cámara de Diputados | Javier Milei

Tras largos meses, la Ley Bases encara la recta final de definiciones

El jueves se levantará el telón de la Cámara baja para votar la Ley y el paquete fiscal, que llegarán con cambios del Senado

Luego de varios meses de discusiones, con marchas y contramarchas, el Gobierno de Javier Milei atraviesa esta semana la última curva del debate en torno a la Ley Bases y el paquete fiscal, y encara la recta final del recorrido en medio de intensas negociaciones con los bloques dialoguistas de la Cámara de Diputados para definir la letra chica de los dos dictámenes.

Luego de que este martes queden listos los despachos, el jueves se levantará el telón del recinto para votar ambas iniciativas venidas en revisión con cambios del Senado.

La idea primigenia era que se votara título por título, para que los diputados pudieran realizar un "patchwork" entre la versión original de Diputados y la versión con cambios del Senado, aceptando algunas modificaciones e insistiendo con la redacción de la cámara de origen en otros aspectos.

Al promediar la tarde de este lunes el panorama dio un giro copernicano al hacerse público el planteo de Hacemos Coalición Federal para que el dictamen unificado de la Ley Bases se votara "por sí o por no" en una única votación, con el objetivo de evitar eventuales acciones de judicialización.

El oficialismo y el PRO firmarán junto a los bloques dialoguistas un solo dictamen unificado en el cual se aceptarán los cambios del Senado, según supo Noticias Argentinas.

"Sostuvimos el funcionamiento del sistema bicameral. Lo que apartó y no trató el Senado, no puede incorporarlo Diputados. Así evitamos la judicialización de toda la ley", fundamentó el jefe de ese bloque, Miguel Pichetto, en diálogo con la prensa acreditada en la Cámara baja.

De esta manera, además, se evita una guerra de interpretaciones reglamentarias que se estaba gestando acerca de si se podía o no insistir con determinados artículos o títulos de proyectos cuando los mismos habían sido rechazados de forma expresa por la cámara revisora, como sucedió con Ganancias, Bienes Personales y moratoria previsional.

En la UCR tampoco había una postura unívoca para entrar en contradicción con lo que votó el Senado y acompañar, entre otros puntos, las privatizaciones de Aerolíneas Argentinas, el Correo oficial y los medios públicos de Radio Televisión Argentina.

"No están los votos", fue el hit que entonaron todos los diputados de los bloques dialoguistas con los que Noticias Argentinas tuvo contacto.

El Gobierno leyó este panorama adverso y cedió: acordó acompañar en bloque todo lo dispuesto por el Senado para la Ley Bases, lo que implica dejar de lado la pretensión de declarar privatizables a la aerolínea de bandera, al Correo y a los medios públicos.

También aceptó que quede afuera la intención de insistir con la eliminación de la moratoria previsional.

El Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones y la reforma laboral serán finalmente los que quedaron plasmados en la sanción del Senado.

El paquete fiscal tendrá un tratamiento diferente.

"El propio presidente pidió que se insista con la restitución de Ganancias y la rebaja de Bienes Personales, y que tengan un tratamiento por separado", indicaron las fuentes consultadas del radicalismo.

En este marco, la ley de Medidas Fiscales se va a abrir. El dictamen que rubricará el oficialismo junto a los dialoguistas este martes será una invitación a adherir a la sanción del Senado pero con la excepción de Ganancias, Bienes Personales y, quizás, el artículo 111 sobre gastos tributarios que sugiere la eliminación de los regímenes tributarios especiales.

Como en el Senado este artículo se cayó en la votación en particular con más de dos tercios de los votos, será prácticamente imposible reflotar este artículo (ya que se precisaría una mayoría agravada del mismo tenor), pero la intención del radicalismo y de Hacemos sería la de exponer con el principio de revelación a aquellos diputados que defiendan privilegios fiscales.

Un tema que preocupa y mucho al Gobierno es la suerte que puede correr la reposición de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias.

A fines de abril, ese capítulo se aprobó con una mayoría muy ajustada de 132 votos, por lo que si al oficialismo se le escurrieran apenas un puñado de votos, quedaría herido de muerte y podría recibir el tiro de gracia en el recinto.

Este escenario no sería para nada descabellado, ya que la única posibilidad que existe de reflotar Ganancias es insistiendo con la versión de Diputados que ni siquiera incluía el beneficio del 22% de incremento en el mínimo no imponible para trabajadores de provincias patagónicas.

En la UCR admitieron que tienen dificultades para sostener el número de 26 diputados que a fines de abril votaron a favor de restituir Ganancias, ya que los patagónicos estarían repensando su voto. Y el mismo dilema se repite en otros bloques dialoguistas.

Tanto la UCR como Hacemos Coalición Federal mantendrán este martes a las 11.30 un encuentro con cuatro gobernadores de Juntos por el Cambio (Rogelio Frigerio, Gustavo Valdés, Marcelo Orrego y Claudio Poggi), quienes le transmitirán a los referentes de estas bancadas su interés para que insistan con Ganancias, dado que se trata de un impuesto coparticipable que aporta una gran masa de recursos a las provincias.

Con la rebaja de Bienes Personales, el Gobierno estaría más aliviado con los votos, según estimó un asesor muy ducho en materia de "poroteos".

"Es una concesión que le hacemos al Gobierno, que va a perder recaudación y tendrá un impacto fiscal negativo. No lo hacemos por convicción propia", reconocieron las fuentes radicales.

De todos estos temas se charlaron durante las conversaciones que tuvieron lugar al caer la tarde de este lunes en el amplio despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem.

Hasta allí llegaron los negociadores del Gobierno, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo, María Ibarzábal Murphy, que se reunieron con los líderes parlamentarios de los bloques del oficialismo y la oposición dialoguista.

El encuentro comenzó pasadas las 17:30 y contaba con la presencia, además de Menem, de Silvia Lospenatto (PRO), Silvana Giudici (PRO), Gabriel Bornoroni (LLA), José Luis Espert (LLA), Santiago Santurio (LLA), Nicolás Mayoraz (LLA), Nadia Márquez (LLA), Karina Banfi (UCR), Carla Carrizo (UCR), Pamela Verasay (UCR), Miguel Pichetto (HCF), Emilio Monzó (HCF), Oscar Agost Carreño (HCF), Juan Manuel López (CC), Oscar Zago (MID).

Según quedó establecido por convocatoria oficial, este martes a las 15:00 se realizará un plenario de las comisiones de Legislación General, Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda, para dictaminar la Ley de Bases.

Al término de esta reunión conjunta seguirá sesionando desde las 18 la comisión de Presupuesto, presidida por José Luis Espert, para dictaminar la Ley de Medidas Fiscales.

El jueves, en tanto, se realizará la sesión especial para votar ambas iniciativas, aunque resta esperar la citación oficial de Presidencia de la Cámara baja para confirmar la convocatoria al recinto.

Más allá de cuál sea el formato final que adopten las iniciativas de Bases y Fiscal, Milei tendrá al cabo de la sesión su primer par de leyes aprobadas.

Si bien el número es exiguo, la sanción definitiva será un hito y un punto de inflexión en su gestión por el volumen de reformas que contiene cada una de esas dos leyes, que para el presidente constituyen las cajas de herramientas necesarias para reparar los daños de la economía argentina.