Río Cuarto | Ley | biocombustibles | precios

Biocombustibles: "La prórroga de la ley actual es el mal menor", dijo Ron

El presidente de Bio4 opinó sobre la decisión de la Cámara de Diputados de no tratar la extensión de la vigencia de la normativa. Señaló que hace falta ir hacia un nuevo régimen que dé previsibilidad y aliente las inversiones

La Cámara de Diputados no trató en su última sesión del año la extensión de la vigencia de la ley de biocombustibles que vence en mayo del año próximo. Sin embargo, el sector confía en que esa prórroga se aprobaría en las sesiones extraordinarias del 19 y el 20 de enero.

Manuel Ron, presidente de Bio4, manifestó que la decisión de estirar el alcance temporal de la ley actual es el mal menor porque lo mejor sería generar un nuevo sistema para el bioetanol y el biodiésel.

- ¿Preocupa el retraso en la aprobación de la prórroga o hay un compromiso de los legisladores de votarla en enero?

- La ley vence en mayo de 2021, o sea que si la prórroga sale en enero todavía tiene un margen importante. La idea es que la prórroga pueda tener un plazo que permita a la industria y las autoridades trabajar en una nueva ley, un nuevo régimen de biocombustibles superador al actual, con mayor inclusión de biocombustibles sobre todo para disparar nuevas inversiones. Eso tal vez lleve uno o dos años para que se promulgue un nuevo régimen. Mientras tanto es necesaria una nueva prórroga porque si no corre riesgo todo lo que se hizo hasta ahora porque al no haber un marco legal, las empresas que tienen la obligación de mezclar con un 12 por ciento de etanol y un 10 de biodiésel podrían no hacerlo y desaparecer la demanda de un día para otro.

- Si se da en enero, ¿la prórroga es el mal menor?

- Sí, por supuesto. Es el mal menor. Lo mejor sería tener un nuevo régimen, superador, adaptado a los nuevos tiempos. La prórroga significaría alargar lo que se sancionó en 2006. Sin embargo, es mucho mejor que no tener nada, atentos a que hay tantos intereses sobre todo del sector petrolero que no quiere ceder ningún punto del mercado. A ellos el tema ambiental no les interesa, va en contra casi de su negocio. Por eso creo que la prórroga es el mal menor y hay que tomarlo. Es muy importante para Córdoba esta continuidad. La Provincia viene trabajando muy fuerte en esto de la nueva ley, de un nuevo régimen; de hecho se sancionó una ley provincial auspiciosa para el desarrollo y el uso local de los biocombustibles.

- Ustedes obtuvieron un amparo judicial que estableció nuevos criterios para los precios y para evitar que la fijación de los precios sea discrecional. ¿Está dando resultados la vía judicial? ¿Le mejoró la coyuntura a Bio4?

- Sí, sí, gracias a esa medida cautelar cambió muchísimo la realidad de Bio4 producto de que la Secretaría de Energía de la Nación publicó un precio diferencial. Hoy hay 3 empresas que tiene cuatelares y el resto está con un precio congelado. Creo que están negociando con alguna de las petroleras pero está muy desvirtuado el tema de los precios porque hay un precio congelado que no te permite ni siquiera cubrir los costos variables. Hay que avanzar en un nuevo acuerdo de precios que le dé previsibilidad al sector, como el gobernador Schiaretti le planteó al ministro de Economía, Martín Guzmán. Creo que lo han escuchado porque están planteando la posibilidad de un acuerdo. Eso nos daría la alternativa de trabajar pensando en el largo plazo. Es un buen paso que da la Secretaría de Energía en tratar de dar marcha atrás con la judicialización que se ha armado.