Policiales | libertad | Paulina Baños | Daniel Miralles

Pidieron la libertad del imputado por amenazar y quemarle el auto a su ex

La abogada defensora Paulina Baños dijo que presentaron "pruebas contundentes" que lo ubican lejos de la cochera de Aristóbulo del Valle al 300, lugar del hecho. El fiscal no descartó dictarle la prisión preventiva

La defensa del detenido por amenazas y daños, el hombre de 49 años que habría quemado el auto de su expareja la semana pasada, pidió ayer formalmente su liberación. Así lo indicó su abogada, Paulina Baños, quien dijo además que aportó pruebas que ubican a su cliente fuera del lugar de los hechos.

“Presentamos el pedido de libertad. Tenemos elementos contundentes que avalan su inocencia, como testigos que estuvieron con él al momento del hecho. Le solicitamos al fiscal Miralles que pida las cámaras de un domo cercano a su domicilio, que demuestran que no salió de su casa”, dijo la letrada.

“Mi cliente no es quien fue filmado por las cámaras de seguridad de la cochera”, aseguró la profesional.

En el mismo sentido, manifestó que esperan una pronta resolución al pedido de recupero de libertad, porque “nadie se imagina el daño que se le provoca a un inocente en su trabajo, en su vida personal”.

“Creo que, antes de dictar la prisión preventiva, tomará en consideración las pruebas que aportamos para que sea declarado inocente. Para eso presentamos las pruebas”, agregó Baños.

“Mi cliente no es quien fue filmado por las cámaras de seguridad de la cochera”, aseguró la abogada Paulina Baños.

Mario Argañaraz, de 49 años de edad, sigue detenido por el momento, bajo la imputación del delito de amenazas y daños.

Ayer, en rueda de prensa, el fiscal de feria Daniel Miralles dejó entrever que, por al avance de la causa, un escenario probable es que siga privado de la libertad por más tiempo.

Consultado acerca de si pedirá la presión preventiva, indicó: “Seguramente. Es una indagatoria que se va a prever para esta semana. Todo se encamina hacia eso. Fue muy importante el testimonio de la víctima”.

Justamente, una de las razones por las cuales se adoptó esa medida es la de preservar la seguridad de la víctima.